Muchas marcas han visto en los esports el camino ideal para abrirse paso entre un público diferente al habitual. Es el caso de HP, tradicionalmente enfocada al sector profesional, sigue confiando en su gama de productos OMEN para alcanzar el objetivo de posicionarse como la mejor compañía de hardware en el mundo de los videojuegos.

HP conoce la rentabilidad de liderar un sector que mueve unas cifras de ventas aproximadas de 165 millones de euros, entre ordenadores y componentes de hardware. Y es que en palabras de la propia HP, durante el pasado año, se comercializaron más 130.000 equipos a un precio medio de 1.000 euros, casi el doble de un equipo destinado al sector profesional. HP también espera que en 2018 los equipos de gaming supongan un 30% de los ingresos.

Representada con el logo tribal de la antigua VoodooPC, la marca OMEN ya le ha traído más de una alegría a HP. Dentro de la nueva gama, presentada recientemente, quizá el equipo más revolucionario sea el OMEN X Compact Desktop, un sobremesa que se conecta a una mochila para vivir experiencias en VR. Incorpora GPU NVIDIA GeForce GTX 1080, capaz de soportar resoluciones 4K, y procesadores Intel Core i7 de 7ª Generación.

La nueva gama también incorpora nuevos portátiles OMEN 15 y OMEN 17 que cuentan con los últimos gráficos de alto rendimiento de NVIDIA y monitores de alta resolución con tecnología G-Sync para ofrecer velocidades de refresco rápidas y un panel de servicio de acceso único.

Por último, HP también presentó OMEN by HP Accelerator que permite convertir un portátil Thunderbolt 3 en un potente ordenador gaming, con tarjeta gráfica NVIDIA GTX 1060 configurable con un HDD de 2,5" de 1 TB ó 256 GB de SSD. Su diseño además presenta una puerta de fácil acceso para cambiar sin problemas las tarjetas gráficas, discos duros o cualquier otro componente.

Pero HP no es la única marca enfocada al mundo profesional que ha hecho una gran apuesta por el mundo gamer. Durante la presentación de su estrategia para el próximo año, Lenovo también anunció que dedicará grandes esfuerzos a potenciar su marca propia, Legion, con equipos dirigidos al gaming pero con precios inferiores al de otras marcas del sector.