El escándalo de espionaje contra periodistas y activistas mexicanos podría arrojar pronto algunas respuestas importantes. La Comisión permanente del Congreso mexicano discutió en la sesión de este miércoles 21 de junio exigir a altos funcionarios que ofrezcan aclaraciones respecto a la relación del Gobierno mexicano con la empresa que desarrolló el invasivo software Pegasus.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, podría ser llamado a comparecer ante el Congreso para que informe de los contratos suscritos entre el Gobierno mexicano y la empresa israelí NSO Group.

De llegarse al acuerdo de los Puntos Comunes propuestos sobre el caso, los titulares del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), la Secretaria de Marina (Semar), la Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena) y de la Procuraduría General de la República (PGR) deberán informar públicamente de cualquier adquisición hecha a NSO Group o cualquiera sus intermediarios.

Es decir, las instancias del Gobierno tendrían que aportar la pieza más importante del rompecabezas, la respuesta a la pregunta ¿el Gobierno mexicano es cliente del NSO Group?

Aunque el Gobierno mexicano no es ajeno a adquirir software espía (como lo demostró el hackeo del 2015 a los contratos de Hackers Team), en realidad, no se ha podido comprobar que este haya adquirido Pegasus de NSO Group. Sin embargo, la empresa asegura que solo comercializa sus productos a Gobiernos y agencias de investigación criminal.

Ante ese vacío de información, el lunes 19 de junio, el director general de medios internacionales de la presidencia mexicana envió una carta a The New York Times asegurando que "no hay prueba alguna de que agencias del Gobierno mexicano sean responsables del supuesto espionaje".

Las organizaciones que participaron en la investigación de Gobierno Espía intentaron averiguar mediante un recurso de transparencia si el Gobierno había adquirido productos de NSO, a lo que se les respondió que estos datos se trataban de "información reservada".

Los puntos mencionados continuarán en discusión durante los siguientes días.