Tal y como reflejan las cuentas trimestrales de la compañía, Apple Music —y el resto de productos agrupados bajo la división “Servicios”— representa un elevado porcentaje de los beneficios anuales de la compañía. La plataforma ha registrado un crecimiento casi constante desde su lanzamiento, y el mercado potencial deja las puertas abiertas a un brillante futuro en el que el servicio de streaming se convertiría en uno de los mayores pilares de la empresa.

Cuidar el producto tanto en oferta como en forma es esencial para aprovechar la excelente oportunidad ante la que Apple se encuentra. Por ello, la compañía californiana ha desvelado durante su conferencia anual de desarrolladores una serie de novedades en diferentes planos con los que mejorar la experiencia de uso del servicio, su integración con las plataformas de Apple y, cómo no, prepararse para un futuro mucho más ambicioso.

Apple Music permite a los usuarios ver qué escuchan sus personas más cercanas. También permite ahora que aplicaciones de terceros se nutran del servicio para ofrecer experiencias de usuarios más ricas.

Con iOS 11 y macOS High Sierra, Apple Music ahora permitirá a sus clientes ver lo que sus amigos —o cualquier usuario al que deseen seguir— han escuchado recientemente. El objetivo es competir con los perfiles sociales de Spotify, una de las características más atractivas de la plataforma europea.

Apple Music también se abre a los desarrolladores mediante un conjunto de APIs que permitirán integrar el servicio en aplicaciones de terceros. Algunas de las beneficiadas, por ejemplo, pueden ser las aplicaciones deportivas, aunque la lista de posibilidades es casi infinita.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.