Amazon, el gigante estadounidense del comercio electrónico y servicios de internet, estudia la compra de Slack, una de las startups más atractivas y reputadas de Silicon Valley. La empresa ofrece a sus clientes —mayoritariamente empresas— una plataforma de mensajería y gestión que enriquece las comunicaciones entre equipos y promete reducir la dependencia del correo electrónico.

Esta operación otorgaría a Slack una valoración de, como mínimo, 9.000 millones de dólares. La compañía ha cerrado nueve rondas de inversión durante sus ocho años de vida, atrayendo 539,95 millones de dólares en total. Su mayor ronda de inversión la cerró en 2016, cuando recaudó 200 millones de dólares y elevó su valoración a 3.800 millones de dólares.

La valoración de Slack podría ascender a 9.000 millones de dólares.

Según informa Bloomberg, el acuerdo entre ambas compañías podría no cerrarse finalmente y dejar las negociaciones en un punto muerto. No obstante, el interés de Amazon en una startup como Slack podría levantar interés por parte de otras grandes empresas en el corto y medio plazo.

La compañía cuenta actualmente con 5 millones de usuarios activos cada día, de los cuales 1,5 millones son usuarios de pago. El resultado es un beneficio anual de 150 millones de dólares, según informó Slack el pasado mes de enero.