La carrera por las primarias del PSOE ha llegado a su punto álgido. El próximo domingo 21 de mayo, la militancia socialista decidirá el nombre de su futuro secretario general entre los tres candidatos que se presentan, Susana Díaz, Patxi López y Pedro Sánchez. En los últimos días, los políticos han presentado sus propuestas electorales sobre el futuro del PSOE, incluyendo también promesas relacionadas con la ciencia, la tecnología y el emprendimiento.

Si en algo coinciden los tres aspirantes a liderar la formación socialista es que los avances científicos y tecnológicos brindan nuevas oportunidades y, de forma simultánea, plantean nuevos desafíos políticos, económicos y sociales para la población. Economía digital, inteligencia artificial, biotecnología o robotización son algunos de los términos que aparecen en los programas electorales de Susana Díaz (PDF), Patxi López (PDF) y Pedro Sánchez (PDF). Pero los candidatos a la secretaría general del PSOE también han apostado por promesas más sorprendentes y provocativas.

El derecho al emprendimiento de Susana Díaz

La aspirante andaluza apuesta por el establecimiento de un derecho al emprendimiento dentro de sus propuestas económicas. Susana Díaz señala que este reconocimiento cuenta con dos objetivos principales: la garantía de la "igualdad de oportunidades para emprender" a nivel social y territorial como el aumento de "la supervivencia de las empresas creadas" y "el fomento de la creación de nuevas iniciativas empresariales innovadoras, sostenibles y de calidad".

La actual presidenta de la Junta de Andalucía esgrime en su programa electoral las "trabas y problemas" que afectan a los emprendedores que, a su juicio, explican "las elevadas tasas de fracaso de las iniciativas que nacen y el escaso tamaño de las empresas que sobreviven". "En cualquier país desarrollado más del 80% del empleo lo crean los emprendedores y los autónomos", afirma Díaz en su propuesta, que incluye la necesidad de impulsar más empresas y aumentar las iniciativas "más competitivas, sostenibles y de más valor añadido cuya gestión esté basada en el conocimiento y la innovación".

La parte económica del programa también recoge la promesa de "recuperar la inversión en innovación" y concentrar el Instituto de Crédito Oficial (ICO), con el apoyo de otras agencias como el CDTI o ENISA. Susana Díaz promete además "limitar el uso del dinero en metálico" y "avanzar en el pago electrónico" como medidas para reducir el fraude. Su programa no incluye ninguna referencia a la polémica sobre la economía colaborativa, un tema en el que sí entra de lleno su oponente, Pedro Sánchez.

Sí a la economía colaborativa, sin fraudes

"La revolución tecnológica está dando lugar a una transformación sustancial de la economía", afirma Pedro Sánchez en su programa electoral con el que se presenta a las primarias del PSOE. El madrileño no menciona la llamada economía de plataformas, aunque busca impulsar las actividades económicas cooperativas y colaborativas, defendiendo al mismo la tiempo la prevención "que bajo esa apariencia se enmascaren actividades basadas en el autoempleo precario y en la elusión fiscal". La alusión es una clara referencia al modelo que propugnan empresas como Uber, cuyos chóferes no son reconocidos como trabajadores de la misma y que ha llegado a introducir propaganda contra los sindicatos en su podcast.

Sánchez y Díaz sí coinciden en la necesidad de apostar por la innovación y el emprendimiento, un objetivo también propuesto por el tercer candidato en liza, Patxi López. El antiguo secretario general del PSOE propone llegar a la inversión en I+D+i equivalente al 2% del PIB en los próximos ocho años, un porcentaje menor del prometido en la campaña electoral, cuando situó el objetivo en el 3% del PIB, tal y como recomienda la Unión Europea. Díaz propone "recuperar la inversión" criticando los recortes del Gobierno de Mariano Rajoy, aunque no ofrece cifras.

El candidato vasco, por su parte, defiende la necesidad de apostar por la "economía basada en el conocimiento". López y Sánchez proponen un pacto por la ciencia, aunque el primero es más ambicioso en cuanto a sus objetivos presupuestarios. "Contará con el compromiso de inversión del 3% sobre PIB en I+D", señala Patxi en su documento. A su juicio, los modelos de crecimiento que defienden el PSOE y el PP "son radicalmente distintos". "El PP quiere competir con salarios bajos. Nosotros, con innovación y talento", esgrime López.

Energía nuclear, ¿sí o no?

Los tres aspirantes a liderar el PSOE a partir del domingo coinciden en la promesa de luchar contra el cambio climático, aunque sus respectivos programas sobre energía y medio ambiente varían en función de la candidatura. Por ejemplo, Pedro Sánchez apuesta por la sustitución de "todo el parque nuclear por renovables en 2028", mientras que Patxi López solo se opone a la reapertura de la central de Garoña. Susana Díaz, por su parte, se compromete a "prescindir de las centrales nucleares cuando cumplan su vida útil de 40 años".

Los tres políticos prometen además eliminar el denominado impuesto al Sol sobre el autoconsumo energético. Pese a su compromiso de reducir las emisiones de CO2 para combatir el calentamiento global, los candidatos defienden el carbón nacional. Sánchez critica que se haya importado carbón en lugar de utilizar carbón de las cuencas españolas, "incumpliendo el hueco térmico", una propuesta recogida también por Díaz y López. "España ya cumple los compromisos con Bruselas y hay margen para que se mantenga el hueco térmico, ya que suponemos tan sólo el 5% del consumo de carbón de la Unión Europea, muy por detrás de Alemania con el 30% y Polonia con el 20%", sostiene la andaluza. Patxi también apuesta por el consumo de carbón nacional. Pese a su defensa de este combustible fósil, los tres políticos señalan la necesidad de promover las energías renovables.

Los candidatos a la secretaría general del PSOE reconocen el impacto de avances como la robotización, la inteligencia artificial o la economía digital en la sociedad, prometiendo la protección social de los trabajadores frente a su precarización. Ninguno de los aspirantes, sin embargo, recoge propuestas específicas en materia sanitaria sobre las pseudoterapias sin evidencia, que hace unos días llegaron al Congreso de la mano de Ciudadanos. López menciona de forma tangencial este asunto con la defensa de un nuevo Estatuto del Paciente, "que regule sus derechos de acceso a información sobre opciones e innovaciones terapéuticas", una promesa a la que no aluden específicamente ni el madrileño ni la andaluza, los dos principales favoritos para las primarias socialistas.