La filial de realidad virtual de Facebook, Oculus, ha despedido a su head of computer vision por un escándalo sexual. Según ha informado TechCrunch, Dov Katz fue arrestado en Seattle en diciembre de 2016 por ofrecer sexo por 300 dólares a la que creía que era una niña de 15 años pero era en realidad un agente encubierto.

Dov Katz fue reemplazado el pasado mes de abril por Amir Frenkel, quien se unió en noviembre de 2016 a Facebook y quien trabajó anteriormente para Google.

El puesto antes ocupado por Katz y ahora por Frenkel forma parte del compromiso de Oculus por mejorar la realidad virtual. Los expertos en computer vision son los encargados de crear sensores visuales derivados de imágenes o vídeos que extraen información sobre el entorno de las personas, con el objetivo de mejorar sus experiencias de una manera automática e inteligente.

El compromiso de Oculus de Facebook podría haber sufrido un revés con la destitución del responsable en visión computacional. La polémica se une a otras ocurridas durante 2017, como la destitución de Palmer Luckey, cofundador e inventar de Oculus Rift. Lucky abandonó la compañía tres años después de haberse incorporado pero no se especificó si fue Facebook o el empleado quien tomó la decisión. En 2016, Palmer Luckey fue acusado de financiar un grupo de trolls de Internet llamado Nimble America y que apoyaba al presidente de Estados Unidos Donald Trump.

Por otro lado, la empresa Oculus fue acusada de violar la propiedad intelectual de Zenimax Media, una desarrollado de videojuegos estadounidense. Facebook y Oculus tendrían que desembolsar hasta 500 millones de dólares por los daños causados a la desarrollados.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.