Eneas

Cada 3 de mayo, los albañiles solo trabajan medio día. El resto de la jornada laboral, el patrón o constructor les invita a una buena comida, tiran cohetes y celebran el Día de la Santa Cruz y Día del Albañil. En este día se conmemora la profesión de obrero de la construcción con una cruz de madera con flores y bendecida en lo alto de la obra en proceso.

El Día de la Santa Cruz es también una fiesta católica, pero que en México ha sido adoptada por los albañiles. Según la historia, la emperatriz Elena encontró la cruz en la que Cristo fue sacrificado. Con ayuda de los trabajadores de la construcción, Elena mandó demoler el templo en el monte Calvario, donde se encontró la cruz bajo los escombros. La emperatriz fue canonizada y desde ese momento se convirtió en Santa Elena de la Cruz.

Otra leyenda que explicaría la festividad de la Santa Cruz en México se remonta a la época prehispánica y a la tradición de realizar rituales para atraer la lluvia en época de cosecha durante los primeros días del mes de mayo. Durante la época colonial, los ritos podrían haberse transformados en rezos para atraer a la lluvia y se pudo haber incorporado la festividad católica de la Santa Cruz.

A pesar de las diversas leyendas sobre los inicios de la tradición, en México no hay duda de que los albañiles son los protagonistas de esta festividad. Con el objetivo de valorar su trabajo, cada 3 de mayo se rinde homenaje a los trabajadores de la construcción.

Este 3 de mayo es su día, en este día son agradecidos y bendecidos por su trabajo. Sin embargo, los otros 364 días del año, ser albañil en México no es un camino de rosas. Muchos de los trabajadores de la construcción no tienen un contrato laboral, ni un seguro médico y los accidentes laborales se han convertido en algo casi común en el país gobernado por Enrique Peña Nieto.

SIPSE

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) de 2014, en México trabajan 2 millones 419 mil personas como albañiles, de los cuales un 86% no cuenta con prestaciones sociales y el 89.3% no tienes acceso a instituciones de salud. La mayoría de albañiles trabajo dentro del mercado informales (unos 85 de 100) y la ausencia de contrato no les permite acceder a seguros que velen por su seguridad.

En este contexto, un trabajador muere cada ocho horas por accidentes laborales en el país y en 2015 murieron 1107 trabajadores, informó el Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS). Los albañiles suelen ser los que más sufren este tipo de accidentes con más de 37.000 accidentes al año y, además, suelen ser los más graves. Muy pocos de ellos son capacitados y en la mayoría de los casos no cuentan con las herramientas adecuadas ni con equipos de seguridad.

El sueldo de un albañil equivale en promedio a dos sueldos mínimos, entre 2.191 y 4.482 pesos mensuales. Esta cantidad no solamente tiene que ser suficiente para cubrir los gastos diarios y mantener a las familias, también debe llegar para los gastos médicos en caso de accidente.

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) arrojó en un informe de 2016 que durante el primer semestre de 2016, el empleo no informal de la construcción creció un 2.4%, lo que suponen más de 35.000 nuevos empleos formales. Sin embargo, siguen siendo una mayoría los que trabajan ilegalmente y sin prestaciones ni contrato.

El presidente Enrique Peña Nieto felicitó por Twitter a los albañiles en su día, aunque no hizo referencia a su situación precaria y peligrosa en cuestión de derechos laborales.

En la Ley Federal de Trabajo se detalló que los patrones debían de tomar la responsabilidad de la seguridad de sus trabajadores. Aunque la intención era buena, los inspectores del Gobierno no son suficientes para controlar que se cumpla esta condición y millones de albañiles siguen sin tener garantías de seguridad en sus puestos de trabajo.

En uno de los países del mundo donde el sector de la construcción es uno de los más informales, este 3 de mayo se rinde homenaje a la profesión con flores, cruces, petardos y comida. En el Día de la Santa Cruz, los albañiles cuentan con apoyo, el resto del año es otra historia.