Mario Kart 8 Deluxe lleva ya un par de semanas en las tiendas y está siendo un éxito absoluto de ventas. Y es que pese a tratarse de una versión con algunos retoques y añadidos del Mario Kart 8 que vimos en Wii U hace tres años, hablamos de una de las sagas más queridas y jugadas alrededor del mundo y, en este caso, de una entrega sobresaliente con muy pocos defectos.

Eso sí, quizá una de las pegas que cualquier jugador puede ponerle a la franquicia es lo dependiente de la suerte que terminas siendo en muchas más carreras de las que te gustaría. ¿Quién no ha sido golpeado por el caparazón azul o caparazones rojos en la línea de meta y ha terminado perdiendo posiciones? Es algo que suele ocurrir y pese a que hay formas de evitarlo y jugar con una mayor seguridad, es algo inherente a la franquicia. Y si no, que se lo cuenten a Daisy.

Hablamos de la otra princesa made in Nintendo tras la ya clásica Peach que, hace un tiempo, protagonizó el popular vídeo que encabeza estas líneas; en dicha pieza se ve a Daisy yendo primera en Mario Kart Wii para, a continuación, ser golpeada y lanzada fuera del circuito en repetidas ocasiones, denotando una exagerada mala suerte. Pues bien, con motivo del lanzamiento de Mario Kart 8 Deluxe vimos, apenas días después, cómo Daisy, de nuevo, sufría una concatenación de catástrofes que nos recordaba irremediablemente a lo visto años atrás. Pero, claro, no es la única: una búsqueda de "Get Mario Karted" en YouTube es suficiente para presenciar el sufrimiento de decenas de conductores.