Hay cosas que solo pueden pasar en Rusia, como ya hemos contado otras veces. La última historia surrealista que nos llega desde allí es la de un exalcalde de Arcángel, una ciudad al norte del país, que se coló en un centro comercial con su Ferrari California y comenzó a derrapar y hacer rugir su motor a diez minutos de que el establecimiento cerrara sus puertas.

La excelente calidad de imagen y el ritmo de la edición de las imágenes, emitidas en la cadena de TV 360º, hacen pensar en un montaje o una maniobra de marketing ya que en el lateral del coche se puede leer el nombre de un congreso que se celebra en Rusia. La web que dio la noticia, Auto Mail, declaró que se trataba de hechos reales y, preguntado por lo sucedido, el exalcalde de Arcángel, Alexander Donskoi, afirmó que lo que hizo se trataba de un homenaje a la artista Marina Abramovic.

Es todo muy extraño (¿derrapar y hacer donuts con un Ferrari en un centro comercial como homenaje a una artista?) y las sensaciones son las de estar ante una campaña de marketing de algún modo. Al final, como mucho de lo que viene desde Rusia, se torna en un misterio insondable.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.