Tras varios años de trabajo, Monzo, la startup británica, por fin cuenta con la aprobación de los organismos reguladores para operar como un banco normal. La noticia permitirá a la compañía ofrecer cuentas bancarias y productos financieros a sus clientes, que hasta ahora solo podían disfrutar de una tarjeta MasterCard de prepago y una excelente aplicación para teléfonos móviles.

La startup comenzó en 2015 y a través de crowdfunding e inversiones de capital riesgo ha recaudado 46 millones de dólares. Entre sus inversores: Passion Capital y Thrive Capital, también inversores en Spotahome y GitHub.

En un comunicado emitido por la compañía, el CEO de Monzo llama a la paciencia de sus clientes, los cuales recibirán acceso a cuentas bancarias durante los próximos meses. La compañía no ha dado detalles sobre su expansión más allá de Reino Unido, su país natal.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.