“Descubre lo que tus 23 pares de cromosomas dicen de ti”, dice el slogan de la compañía de diagnóstico genético 23andMe en su página web junto con una noticia que los autoriza de ampliar su catálogo de servicios.

Este jueves 6 de abril, la oficina de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha dado autorización a 23andme para que diagnostique 10 enfermedades a quienes paguen por ello —sin la intervención de un médico—. Entre las nuevas enfermedades autorizadas se encuentra el Alzheimer, la enfermedad de Parkinson y los informes de riesgos genéticos de salud de la trombofilia hereditaria.

Es una gran logro legal para la empresa de genética, cuyas actividades fueron restringidas en 2013 por las autoridades de Estados Unidos. 23andMe comenzó en 2007 sus actividades, simplificando el procedimiento y usando una muestra voluntaria de saliva que podría informar sobre 250 enfermedades o condiciones que sus clientes podrían portar o desarrollar a lo largo de su vida o transmitir a sus hijos.

La decisión de la FDA de 2013 se hizo por temor a que los diagnósticos no tuvieran sustento analítico o clínico y que la desinformación hiciera que las personas se sometieran a procedimientos médicos que posiblemente no necesitaban.

23andMe

A pesar de las restricciones, 23andMe siguió ofreciendo dos servicios vigentes hasta ahora: el paquete Ancestry, pensado para rastrear los orígenes étnicos del consumidor por 99 dólares, y el paquete Ancestry + Health por 199 dólares que está enfocado a informar de 35 enfermedades a las que el usuario es portador.

El objetivo de 23andMe es que los consumidores conozcan si son propensos a una enfermedad o no, aunque esto no es determinante para saber si se manifestará. Por lo tanto, en los últimos años, la compañía ofrecía la información genética con el fin de comunicar las mejores decisiones de estilo de vida para mantenerse saludable.

Ahora, 23andMe y similares tendrán luz verde para diagnosticar enfermedades que afectan a grandes volúmenes de la población mundial.

23andMe es una compañía bajo el paraguas de Alphabet que también se encuentra desarrollando sus propias medicinas y ya ha firmado jugosos contratos con Genentech y Pfizer.