Twitter se ha llenado de publicaciones, en cuentas verificadas y de usuarios normales, compartiendo un mensaje nazi a favor de Erdogan. Cuentas institucionales como las de Amnistía Internacional o algunas ONGs de renombre han publicado el mensaje que contiene contenido racista y esvásticas, y en algunos casos han cambiado la imagen de la cuenta, del perfil y del fondo. No ha sido un casos aislado, y el número de cuentas afectadas es muy numeroso.

En este caso, que nadie se preocupe. No ha sido un hackeo a cada una de las cuentas, sino que se ha utilizado de forma fraudulenta una herramienta legítima llamada Twitter Counter, que ha sido la que, efectivamente, ha sido hackeada y los atacantes han tenido acceso a la clave de la API que la aplicación utiliza para publicar en la red social. De momento, la compañía detrás de Twitter Counter ha bloqueado los tweets desde la aplicación, pero lo que les ha pasado a ellos puede sucederle mañana a cualquiera.

Si quieres curarte en salud, y evitar que esto pueda pasarte en el futuro, la solución es sencilla: revisa las aplicaciones que tienen acceso a tu cuenta de Twitter, y elimina todas aquellas que no uses o de las que sospeches. Es tan sencillo como acceder a la página de revisión de aplicaciones de tu perfil y pulsar en «revocar aplicación» en aquellas que no confíes:

Si mantienes su lista de apps limpia de sospechas, evitarás que te sucedan cosas como estas.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.