La gama Galaxy S arrancó en 2010. Un año antes había aparecido el primer Galaxy -recordemos que "Galaxy" significa "Samsung con Android", motivo por el cual "Galaxy" ya no figura en la nomenclatura de los relojes Gear desde que usan Tizen-, pero fue con aquel smartphone de 4 pulgadas, algo gigantesco para la época, cuando se empezó a popularizar Samsung de verdad. Le quitó el efímero trono a HTC y se convirtió en el éxito comercial de Android.

En estos siete años hemos visto cómo el diseño ha ido pasando a ser cada vez más premium, mejor terminado, remarcando especialmente el salto dado en 2015 con los Galaxy S6, tanto por los materiales y el diseño como por el modelo Edge. Los Galaxy S8 y S8+ son la sublimación, apuestan por el modelo "todo pantalla", el penúltimo obstáculo de la tecnología invisible.

Esta ha sido la evolución del porcentaje que ocupa la pantalla sobre la carcasa frontal, desde el 58% con el que debutó el Galaxy S original hace siete años hasta el 84% que marca el S8+ recién anunciado.

Y así queda la clasificación con los principales smartphones actuales. Los Galaxy S8 se desmarcan del resto, superando tanto al Mi Mix como al LG G6, y en el caso del S8+ se acerca a la barrera psicológica del 90%.

Más allá del componente estético, el elevado porcentaje de área ocupado por la pantalla se traduce en un conjunto extremadamente compacto. Un dato demoledor: el Galaxy S8+ tiene 0,7 pulgadas más de pantalla que el iPhone 7 Plus; el tamaño total del dispositivo, en cambio, es similar.

Galaxy S8+ y iPhone 7 Plus. Mismo tamaño, 0,7 pulgadas de diferencia.

Los nuevos S8 y S8+ son, además, los primeros en superar y equiparar el tamaño de pantalla de la familia Note. El fatídico y explosivo Note 7 montaba un panel de 5,7 pulgadas; los S8 y S8+ apuestan por las 5,8 y 6,2 pulgadas, respectivamente.

Para Samsung, este hecho va más allá de lo anecdótico: es un reconocimiento. Cuando en 2011 apostó por la familia Note y la pantalla "grande", las críticas no cesaron sobre los headquarters de Samsung. Siete años más tarde, lo que inicialmente estaba destinado a un nicho muy determinado de usuarios, es ahora parte del teléfono principal de la compañía.