Fotograma de Kong: la isla calavera

Una isla sin explorar alberga todo tipo de misterios. Nadie sabe qué o quién pueda habitar en un lugar que ninguna persona ha pisado nunca. Puede pasar algo parecido a la historia de Robinson Crusoe, quien convivió con unos indígenas caníbales e hizo amistad con uno de ellos, Viernes.

O puede ser que no haya nadie, como fue la experiencia del náufrago Tom Hanks en Cast Away. Sin embargo, a día de hoy, todavía siguen existiendo leyendas que convierten a estas islas sin explorar en posibles hogares de criaturas extrañas o misterios sin resolver.

William Randa es tomado como un loco cuando quiere visitar la isla calavera, el lugar donde habita el temido Kong. El personaje interpretado por el actor John Goodman en Kong: la isla calavera acaba metiendo a una tropa del ejército estadounidense y a otros civiles en una aventura que puede costarles la vida. Arañas gigantes, lagartos todavía más gigantes y el famoso rey Kong les esperan en la isla perdida y misteriosa.

Al igual que la isla calavera, existen en la actualidad muchos lugares que todavía no han sido explorados. Pueden existir criaturas extrañas o simplemente estar deshabitados, pero las leyendas están servidas.

###La isla donde no somos bienvenidos

Christian Caron/ Survival International

Visitar esta isla puede, literalmente, matar al viajero. No porque le ataquen criaturas extrañas sino porque los indígenas de Sentinel del Norte no permiten la entrada a nadie que no se autóctono del lugar.

En la isla, situada en el archipiélago indio de Andamán, los indígenas solamente comen lo que cazan y pescan y ni siquiera se tiene constancia de que utilicen el fuego. Los acercamientos que se han intentado para conocer más sobre la vida de los autóctonos han sido en vano.

Durante el terremoto de 2004 se quiso enviar ayuda humanitaria a Sentinel del Norte pero los indígenas lanzaron piedras a los que se atrevieron a acercarse. En 2006, dos pescadores tentaron a la suerte y entraron en la isla. Los indígenas los asesinaron y se quedaron con sus barcas.

Según Marco Polo, estos indígenas podrían ser caníbales. En uno de sus relatos escribió que «si un extranjero llega a su tierra inmediatamente lo matan y acto seguido se lo comen».

El Gobierno indio no ha conseguido entablar contacto con ninguno de los indígenas y creó un perímetro alrededor de la isla para evitar conflictos. Según la ONG Survival International, el contacto de los habitantes de Sentinel del Norte con el exterior puede exponerlos a enfermedades que podrían acabar con toda la tribu.

Nadie sabe qué idioma hablan ni cómo viven. La vida en esta isla y quién puede habitar en ella sigue siendo un misterio. Algunas leyendas cuentan que los indígenas son solo el primer peligro que existe en la isla una vez se traspasa. Si algo está claro es que, hasta el momento, nadie ha llegado con vida hasta la costa de Sentinel del Norte.

###La isla desdescubierta

Google Earth

Unos científicos deciden visitar la isla Sandy, la cual se encuentra según los mapas entre Australia y Nueva Caledonia. Pero cuando llegan a la localización, no hay nada. La isla no existe.

Existen diversas teorías al respecto: pudo haber sido una broma, o un fallo en la realización de los mapas. Pueden existir muchas explicaciones científicas al respecto, pero las leyendas se propagaron después del no-descubrimiento de la no-isla.

¿Y si existe de verdad pero no el lugar que indica el mapa? ¿Y si la isla puede parecer que no se encuentra donde indica el mapa a simple vista pero en realidad está delante de nuestros ojos?

###La «octava» isla canaria

ABC

La isla de San Borondón ha aparecido y desaparecido desde el siglo XIV. Los viajeros han afirmado haberla visto y en numerosas expediciones se buscó el lugar en el que se encuentra supuestamente a corta distancia de El Hierro, pero sin suerte.

En el siglo XVI, el portugués Pedro Vello afirmó haber pisado la isla San Borondón junto con dos marineros más. Según su relato, vio unas huellas de hombre gigantes. Un tremendo huracán obligó a Vello a abandonar el lugar, dejando en el lugar a los dos marineros que le acompañaban en la expedición.

La última evidencia que se tuvo de la que puede ser la octava isla canaria fue la fotografía publicada en 1958 por el diario ABC.

Nadie más sabe qué ha sido de este lugar visto por unos y desconocido por muchos.

Estas islas se suman a leyendas como la de Nublar, de la saga Jurassic Park o la famosa isla del tesoro. Existen muchas islas calavera que se han convertido en motivo de nuevas leyendas que promueven el misterio. Al igual que no existe ninguna evidencia sobre su localización o ni siquiera datos que confirmen su existencia, tampoco se tienen pruebas de que no sean reales. Y nadie sabe qué pueden albergar estas islas desconocidas por el hombre.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.