La única manera de aprender a hacer las cosas bien es fracasando. No hay manera de evitarlo. En nuestra cultura, mientras el éxito es celebrado y aplaudido, el fracaso -con todas sus virtudes- se suele ocultar.

En 2012 nacieron en la Ciudad de México las Fuck Up Nights, eventos donde emprendedores que condujeron a sus empresas al barranco del fracaso compartían sus historias y sus errores con el ecosistema mexicano. En cinco años, el concepto se ha expandido a más de 70 países y la franquicia se ha diversificado. Ahora no sólo se trata de la experiencia del fracaso, también estudian la ciencia del fenómeno.

El brazo de investigación de las noches de sinceridad empresarial es el Instituto del Fracaso, el cual hasta el momento ha publicado un libro, una investigación sobre el fracaso de las empresas con base tecnológica en México y en Colombia. Sus ambiciones ahora son globales.

La receta del fracaso

Leticia Gasca lleva por lo menos cinco años desestigmatizando el concepto del fracaso, haciendo que todos los que hayan fallado compartan su historia para que otros las escuchen y así, continúen su camino bajo advertencia. Leticia es autora del libro Sobrevivir al fracaso y dirige tanto Fuck Up Nights como el Instituto del Fracaso.

Para alguien que durante cinco años se ha pasado ensayando una y otra vez el tema del fracaso, existen dos constantes que inevitablemente lo provocan en las empresas nuevas:

La primera de ellas es la falta de habilidades financieras. Aquello que sucede cuando los emprendedores tienen un gran negocio por delante, pero no tienen ni idea de contabilidad. "Los fundadores no tienen ingresos para subsistir, el flujo de dinero no les alcanza para pagarse un sueldo, no hay solvencia, no le pueden ni pagar a los proveedores". Para Gasca todo se resume en una frase: "Es muy común que quien arranca nunca haya tomado clases de contabilidad, pero si no lo sabes estás condenado al fracaso".

La segunda se puede resumir en una pregunta: "¿Cómo puede una empresa saber que está teniendo éxito?". Gasca se remite a los indicadores para saber qué ocurre dentro y fuera de una empresa, cambiar lo que no funciona y reforzar los puntos fuertes.

Las empresas de corte social tienen un componente más. Cuando una de ellas fracasa es común que se deba a la falta de habilidades sociales y de venta por parte de sus integrantes, así como la falta de estímulos fiscales por parte de los Gobiernos.

El fracaso pasa aquí y en China

El Instituto del Fracaso quiere usar el éxito de Fuck Up Nights para llegar donde ningún Gobierno ha llegado aún: crear un índice global del fracaso.

A cada uno de los cientos de oradores que han desfilado por las tarimas de Fuck Up Nights se les ha hecho responder un cuestionario con 25 preguntas universales sobre su fracaso particular. En el cuestionario se busca averiguar si la empresa en cuestión se trataba de una empresa familiar, con cuánto dinero la abrieron, qué porcentaje de su ingreso dependía de la empresa, las causas por las que consideran que fracasaron o si cerraron con deudas pendientes.

Más importante aún, los resultados del estudio serán públicos. "Muchos países no hacen públicas sus bases de datos sobre los negocios que cierran y además cada país sigue una metodología", dice Gasca.

De esta manera, se espera que se puedan emitir recomendaciones tanto para los emprendedores como para quienes hacen las leyes que afectan la economía y el ecosistema emprendedor de los países. Se espera que el estudio sea publicado a mediados del 2017.

Por el momento, el Instituto del Fracaso hizo en colaboración con Wayra un datathón para analizar las bases de datos sobre el cierre de negocios en México. Más que nada, se trató de un experimento de 10 horas para ver qué se podía rescatar de las bases de datos del cierre de negocios de la Secretaria de Administración Tributaria (SAT) y el Instituto Mexicano de Servicios de Salud (IMSS). Una gran conclusión del experimento fue que no había concordancia entre las instituciones, pero "la conclusión más importante fue que este debe ser el primero de muchos datathones", declaró Gasca.

👇 Más en Hipertextual