Innovación Motor

No todos pueden fabricar coches autónomos

Por 9/03/17 - 09:55

En Silicon Valley están dándose cuenta que hacer coches autónomos no es tan sencillo como algunos piensan. El concepto no es complejo, llevarlo a producción es tremendamente difícil y no todos tienen el músculo financiero o las ganas para ofrecer competencia a los fabricantes tradicionales.

No todos pueden fabricar coches autónomos
El coche autónomo de Waymo, Google

Crear un coche autónomo no es sencillo, no todo es una chequera en blanco y una idea revolucionaria porque se vea un hueco en un sector que está más en el presente que en el futuro. Pero en el sector de la automoción no vale con sacar un nuevo modelo como en el de los smartphones porque solo el hecho de crear un modelo puede llevar al traste con todas las expectativas.

Apple, Google y Uber son ejemplos de compañías que han intentado fabricar coches autónomos, muchas están incluso siguen en esta guerra, pero otras se han dado cuenta que innovar en este segmento sin antes haber crear un coche es más complejo de lo que parece. Comienza a hacerse patente entre estos fabricantes que construir un modelo de coche autónomo no es sencillo.

Parafraseando a Elon Musk, Silicon Valley está aprendiendo que "realizar cohetes es difícil, pero la fabricación de automóviles es muy duro." La gente fuera de la industria del automóvil cree que todo lo que tiene que hacer es diseñar un coche y empezar a ensamblar piezas. Pero la mayoría de los arranques nunca llegan más allá de la etapa de concepto de coche porque el paso a la producción en masa resulta demasiado difícil.

Tesla ha necesitado 15 años para llegar hasta donde está, ¿tendrán Apple o Google la misma paciencia? La respuesta es no. Apple ha despedido a la mayor parte de los ingenieros que contrató para diseñar su propio coche y Google ya habla de no crear un coche, habla de crear la tecnología para licenciarla. Algo mucho más sencillo.

En Silicon Valley se pensaban que los grandes fabricantes se iban a quedar sentados esperando a que otro les hiciera el trabajo, pero ha sido al contrario, han estado trabajando sin comunicarlo en la tecnología autónoma y en poco más de un año de pruebas han desarrollado modelos autónomos que en 4 años estarán en el mercado. Ford, General Motors, Audi, Mercedes Benz, BMW o Nissan tienen sus propios programas para fabricar coches autónomos, y son tremendamente competitivos porque han comprado pequeñas empresas afincadas en Silicon Valley para reforzar sus equipos. Se han comido a los pequeños antes de que fueran muy grandes, para que crezcan con ellos y no contra ellos.

Puedes comentar sobre este y otros temas en nuestra comunidad

comentar

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies