La Tempest ha llegado a la Galaxia Andromeda. Todavía queda mucho por explorar, pero si sigues estos consejos, tu periplo en las primeras horas de juego será mucho más satisfactorio y, sobre todo, mucho más divertido de jugar. Aquí tienes 5 consejos para arrancar en Mass Effect Andromeda:

Personaliza tu explorador

Mass Effect: Andromeda permite cambiar las clases de nuestro personajes en tiempo real e ir creando un build personalizado según vayamos subiendo de nivel, pero lo cierto es que es interesante que a la hora de elegir nuestro personaje inicial intentemos hacer una build inicial a medida para nuestro estilo de juego y, sobre todo, dificultad. Por ejemplo, si jugamos en modo Locura, la mejor es la que nos brinda invisibilidad y permite utilizar un escudo cuando subamos de nivel.

La mayoría de cuestiones son estéticas, puesto que el resto podemos irlas desbloqueando por el camino, pero sí que es más que interesante que elijamos bien nuestro explorador y, sobre todo, las habilidades que tenemos inicialmente. Las primeras horas de Mass Effect: Andromeda son de combate a media y corta distancia muy guionizado, por lo que tenedlo en cuenta para elegir la build en función de la dificultad.

Mejora a tu escuadra

Andromeda nos permite potenciar la escuadra (pese a que apenas podemos darles órdenes complejas) son su propio sistema de niveles. Invierte tiempo en potenciar características de tu escuadra que no potencies en tu personaje, así podrás combinar el combate de tus compañeros en función de las carencias del tuyo y ser mucho más efectivo en los combates de Andromeda. Y créeme, hay muchos y muy complejos, por lo que la escuadra es uno de los valores más importantes del juego.

Explora y haz la quests opcionales

Explora. Mass Effect es un juego de exploración y Andromeda más todavía. Aunque la primera misión de la historia principal está enfocada a ir de un punto a otro a reunirnos con nuestro equipo, lo cierto es que hay muchos rincones que explorar. No sigas el camino recto, el de los puntos en el mapa. Explora, intenta subir a esa cornisa que parece accesible, abre los baúles... haz todo lo posible por buscar dada recurso del mapa, cada rincón y cada zona. Créeme, según avances en la historia te va a hacer mucha falta.

Las misiones opcionales también son una forma muy buena de mejorar el equipo, subir de nivel y encontrar más materiales del lore del juego. Lo cierto es que la quest opcionales y secundarias de Mass Effect Andromeda están bastante bien planteadas y permiten exprimir mucho más el juego. Te recomendamos que las hagas todas desde el principio.

Escanea hasta el más mínimo rincón

A pesar de que pueda parecer una cuestión algo pesada, escáner los diferentes objetos y áreas de cada región que visitamos nos permite conocer en mayor profundidad el lore del juego, las características de cada planeta y región, además de darnos información valiosa sobre objetos, recursos e incluso misiones secundarias. Es una cuestión menor sí, pero muchas veces me he dado cuanta jugando de que he recorrido grandes espacios con multitud de objetos sin haber escaneado nada, perdiendo un montón de información y contenido.

Habla con todos y cada uno de los NPCs

Huelga decir que es un Mass Effect y aquí se convierte en obligatorio, pero no está demás recordarlo. Además, las animaciones en esta entrega están bastante rotas, y muchas conversaciones acaban siendo desternillantes.