El futuro, un concepto peligroso que hay que manejar con delicadeza, por ello van seis veces las que Ford acude al MWC17 para mostrar cómo será la ciudad del futuro y cómo van a comenzar a desarrollar estas ideas que buscan mejorar la movilidad urbana y fomentar la conectividad en el automóvil.

En la ciudad del futuro de Ford se da una mirada conjunta a casi todas las ideas que la marca ha presentado en los últimos meses: coches autónomos, eléctricos, vehículos comerciales y coches compartidos. Cuatro patas que serán complementadas por bicicletas y drones para el transporte de mercancías en las fases finales del recorrido.

La última milla es el mayor desafío que tienen las ciudades. Miles de personas tienen que recorrer de alguna forma la distancia que separa los actuales puntos de transporte público con los lugares de trabajo o entretenimiento. Para ello solicitó a sus empleados ayuda y que propusieran soluciones.

Revolución en la entrega de paquetes

Atascos, aparcamiento complicado, ruido, contaminación... todas estas penurias vive un repartidor de la última milla, y Ford quiere que en el futuro no se repitan estas situaciones con furgonetas autónomas y drones. Una revolución para las empresas de transporte.

Las furgonetas autónomas podrían transportar de forma rápida y eficiente desde artículos de comestibles hasta suministros médicos. Nos hemos acostumbrado a la entrega en una hora y esto supone todo un reto para empresas de transporte pero sobre todo para las ciudades. Ford se imagina furgonetas autónomas junto a drones para poder entregar en la puerta de casa los paquetes. Y el stand que tiene la marca en el MWC17 se podrá probar cómo se sentirá un repartidor del futuro gracias a la realidad aumentada.

ford ciudad del futuro
TriCiti. Fotografía: Hipertextual

El transporte de mercancías podría estar solucionado con esta revolución, pero mientras que llegan los drones hay que facilitar la entrega de la mercancía, y para ello TriCiti podría ser una solución. Ayudaría a llevar la carga a los transportistas hasta su destino de una forma sostenible y minimizando el esfuerzo del operario.

Ciudades verdes y limpias

Reducir el tránsito de coches gracias a los vehículos compartidos y a los modelos 100% autónomos implicará rediseñar las calles pudiendo crear nuevos espacios verdes que junto con la eliminación de los coches de combustión, se mejorará la calidad del aire que respiran sus habitantes.

Ford durante el MWC17. Fotografía: Hipertextual

Para conseguirlo será fundamental un nuevo sistema de gestión flexible del tráfico en conjunción con vehículos autónomos, eliminando atascos, reduciendo emisiones y haciendo que la cifra de accidentes de tráfico sea virtualmente cero.

El futuro que se imagina Ford está claro: coches autónomos, conectados, sistemas de movilidad compartidos o unipersonales, una nueva visión para el transporte mucho más automatizada y drones, muchos drones.