Las apariencias engañan y, en este caso, más que nunca. La hija del usuario de imgur addrandomusernamehere tenía la tarea de investigar si la apariencia de un alimento influye tanto a la hora de comer para su proyecto de ciencia del instituto. Así, junto a su madre, elaboraron los brownies que podéis ver en la imagen, sin dejarse detalles como esos trozos de lo que parecen ser nueces o almendras y la salsa de chocolate o caramelo que se puede ver en algunos trozos.

Evidentemente, el objetivo con esto era emular excrementos y ver si, de esta forma, un dulce tan apetecible y popular como el bizcocho de chocolate creaba repulsión. No sabemos qué nota le pondrían en clase pero, desde luego, el trabajo de recreación es de diez. ¿Y vosotros? Sabiendo que no tienen nada que ver, más allá del aspecto, con aquello que intentan representar, ¿probaríais estos brownies?

La mayoría de comentarios en la foto dejan claro, entre bromas y chascarrillos escatológicos, que en este caso se cumple la máxima de que la comida debe entrar por los ojos. El problema ahora es que jamás podamos volver a ver los brownies de la misma manera.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.