En su primera conversación telefónica tras la toma de posesión de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dicho a Trump que Estados Unidos puede contar con España.

Rajoy se ha ofrecido como "interlocutor en Europa, América latina y también en el Norte de África y Oriente Medio", según ha informado La Moncloa.

Por otro lado, el español señaló la necesidad de impulsar un crecimiento económico sostenido para la creación de empleo y la reducción de la desigualdad social en España y Europa.

Los presidentes se comprometieron además a luchar contra el terrorismo yihadista y a mantener la confianza en la relación bilateral durante la conversación telefónica que duró unos 15 minutos.

Por su parte, Donald Trump ha declarado sentir un enorme afecto por el pueblo español y subrayó su estancia en Barcelona, una ciudad que calificó como "magnífica".

La conversación entre Trump y Rajoy se dio días después de que el presidente del Gobierno español le brindara una mano a Enrique Peña Nieto en la negociación de un acuerdo "sensato, justo y razonable" entre México y Estados Unidos.