Ford acaba de anunciar que su Ford Focus eléctrico ya puede ser encargado por los clientes de algunos países en Europa (Alemania, Bélgica, Finlandia, Hungría, Noruega, Reino Unido y Suiza), pero lamentablemente no llegará, todavía, a España, un país fuera de las aspiraciones eléctricas de todos los fabricantes en los inicios de la comercialización de coches eléctricos.

Pasemos a hablar un poco de las novedades del nuevo Ford Focus eléctrico, que solo llegará con la variante de 5 puertas y un motor eléctrico de 145 CV con una batería de 33.5 kilovatios/hora; casi un 50% más de capacidad de energía que el modelo anterior. Tanto la batería como el motor cuentan con refrigeración y calefacción líquidas, ayudando a que el nuevo Ford Focus Eléctrico sea más eficiente y alargando la vida útil de la baterías.

Pero la mayor novedad se centra en el aspecto de la autonomía, hasta 225 kilómetros según la homologación Europea (poco más de 122 kilómetros si lo miden los norteamericanos bajo un ciclo de homologación más realista), y un nuevo Sistema de Carga Combinada (CCS) para permitir a los conductores puedan recargar su vehículo en los puntos compatibles repartidos en toda Europa. Además se puede cargar hasta el 80% de la batería en solo 30 minutos.

Usando el mismo conector de carga en un punto de carga doméstico de 32 amperios AC, los usuarios pueden cargar su Ford Focus Eléctrico para obtener una autonomía de cerca de 225 kilómetros en 5 horas, y cerca de 150 km en 3-4 horas. Las investigaciones sugieren que el 90 por ciento de los conductores recorren menos de 100 kilómetros al día, y la distancia media recorrida diariamente en coche es de 46 kilómetros. Por lo que, según el papel, la autonomía debería ser suficiente para su cometido.

Pese a todo, es un buen paso para Ford porque por fin confirma que está convencido, también en Europa, de la importancia de la movilidad eléctrica, un opción que completa el Ford Mondeo híbrido.

👇 Más en Hipertextual