La La Land es la película del momento. La última obra de Damien Chazelle ostenta récords históricos como los del mayor número de nominaciones de los Óscar o el mayor número de Globos de Oro. Hemos hablado sobre si este musical es una cinta sobrevalorada, sobre algunas de las lecciones que Hollywood podría aprender de su desbordante éxito y, también, de algunas de las curiosidades más interesantes relacionadas con el filme.

De entre ellas, destaca una que podría haber cambiado por completo lo que hoy triunfa en el cine: Miles Teller y Emma Watson iba a ser, en origen, los intérpretes de Sebastian y Mia (Ryan Gosling y Emma Stone). El primero, protagonista de la sobresaliente Whiplash, estaba llamado a repetir a las órdenes de Damien Chazelle y la segunda, ahora al borde del estreno de la esperada revisión de La Bella y la Bestia, conocida mundialmente por su papel de Hermione en la adaptación cinematográfica de Harry Potter. ¿Cuáles fueron los motivos por los que no terminaron trabajando en La La Land? Sus desorbitadas exigencias.

El actor, algo crecido tras el éxito de su anterior película, exigió una cifra desorbitada para el presupuesto y el alcance del nuevo trabajo de Damien Chazelle y su equipo, yéndose a los seis millones de dólares cuando, según el New York Post, desde la productora ofrecían unos nada desdeñables cuatro millones de dólares (recordemos que el presupuesto de la película rondó los 30 millones de dólares). Asimismo, es conocido en el Hollywood de los últimos años que trabajar con Teller se ha vuelto una tarea algo complicada debido a su egocentrismo y chulería en los sets. Por contra, Emma Watson parecía no tener demasiados problemas con el pago estipulado pero sí exigió ciertas cosas sin demasiado sentido y fuera de alcance como trasladar todo el equipo y realizar los ensayos de la cinta en Londres, donde reside, pese a que ésta se rueda y es un homenaje a la ciudad de Los Ángeles.

Por todo ello y por la búsqueda de una pareja de corte clásico, Damien Chazelle y compañía terminaron optando por esos Emma Stone y Ryan Gosling que tanta química desprendían en cintas como Gangster Squad y Crazy, Stupid, Love.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.