Seas de cualquier nacionalidad, apuesto que te hallas rodeado de costumbres que forman parte de tu identidad cultural. Ya sean sacrificios humanos —cosa nada recomendable—, un estilo pictórico o sonidos propios, impregnas influencias de ella a cualquier lado que visitas.

Pero viviendo en tiempos donde nuestra mayor prioridad como civilización se distancia de la construcción de una enorme pirámide o templo, parece que una cultura vive en tradicionalismos y muy pocas veces está sujeta a modificaciones.

—Debo apresurarme a terminar ese calendario o puede que nunca sepamos cuando será el fin del mundo.

Tan sólo imagínense agregar una nuevo elemento que sea practicado por todos en tus cercanías, algo que aumente nuestro conocimiento sobre nosotros mismos como especie. Parece imposible ¿verdad? La realidad es que estamos en constante cambio, y aunque la tradición permanezca hay formas de que esta mute en su forma más literal.

En mi región tenemos algo llamado "cuatro" —simplemente un instrumento de cuatro cuerdas—, pero considerar la posibilidad de conseguir un nuevo instrumento se me hace casi imposible. En otros países está ocurriendo algo diferente, y uno en particular me llama la atención.

Dmitriy Gubarev es un talentoso artista y músico, que buscó una nueva manera de expresarse en su tierra natal de Svitlovodsk, Ucrania. A continuación mostramos su asombroso trabajo.

## Este es el primer tambor que haría Dmitriy hace cinco años

## Siempre estuvo apasionado por la música nativa y su cultura, soñando con hacer sus propios instrumentos musicales

## Durante la noche y los fines de semana trabajaba para hacer sus tambores Lengua (GUDA)

## Ahora fabricarlas es su trabajo y puede mantener a su familia a costa de ello

## Al ser diseñador gráfico desarrolla cada patrón del tambor por sí mismo

## Combina símbolos antiguos, diseños florales y sagradas señales geométricas

## Este patrón en específico le recuerda a Dmitriy sus raíces étnicas

## Presta absoluta atención a la calidad de cada uno de sus instrumentos musicales

## Poseen una notable similitud con la naturaleza

## Su sonido es intrigante y parece de otro mundo

Puedes encontrar una gran variedad a la venta en su tienda oficial. Con precios que abarcan desde $260 a $660 dólares.