MoreliaDeTodos

Cortaste un trozo de rosca de Reyes y ahí lo viste: el muñeco del Niño Dios. En países como España, tener la "suerte" de que te toque el muñeco significa pagar la Rosca del año siguiente. Puedes tener la suerte de que dentro de un año nadie se acuerde de a quién le tocó, pero en México tienes pocas posibilidades de librarte.

En el Día de la Candelaria, las personas a las que le tocó el Niño Dios en la Rosca del 6 de enero tienen que comprar hoy los tamales. Filas infinitas en diferentes ciudades de la República hacen que llegues a maldecir el día en el que elegiste ese trozo de la rosca.

Pero este jueves 2 de febrero significa algo más que la compra de tamales, es una adoración a la tradición católica y prehispánica.

En la religión católica, el segundo día del mes de febrero se festeja la presentación del niño Jesús en el Templo de Jerusalén, pero también representa el primer día del año azteca en honor a los dioses Tláloc, Chalchiuhtlicue y Quetzalcóatl.

Según los dioses aztecas, el maíz fue el grano utilizado para la creación del hombre. El Popol Vuh, el libro sagrado que recopila las narraciones míticas, legendarias e históricas del pueblo maya guatemalteco k’iche’, reafirma que el maíz fue el material utilizado para dar vida a los hombres.

Por ello, los tamales se han convertido en una ofrenda recurrente a los dioses, especialmente el 2 de febrero, donde se venera también al Niño Jesús, convirtiendo la celebración en una convergencia entre la cultura católica y prehispánica.

Además de la tradicional tamaliza, el Día de la Candelaria es el indicado para vestir al Niño Dios, colocado como recién nacido en el tradicional Belén en Navidad. El segundo día de febrero representa su presentación en Jerusalén, por lo que los fieles visten al Niño Jesús para la ocasión.

Vivelohoy

Vestimentas de rey, de Santos, prehispánicos, de mariachis, uniformes deportivos... La figura del Niño Dios está representado de muchas maneras en esta celebración y, ya con su nuevo atuendo, es bendecido por un sacerdote en la Iglesia.

Posteriormente, se guarda junto con las otras figuras del pesebre y se vuelve a mostrar como recién nacido para el Belén del año siguiente.

La tamaliza en Estados Unidos

En México se calcula que hay unos 500 tipos de tamales diferentes, convirtiéndose en uno de los lugares favoritas para consumir el aumentado hecho de maíz.

Sin embargo, en el país vecino se han exportado muchas tradiciones mexicanas, y el Día de la Candelaria no podría ser menos.

Cathy Guerrero tiene un puesto de tamales con su madre, en el estacionamiento de un supermercado Walmart, en Eastlake, Chula Vista. Las mexicanas residentes en California llevan seis meses vendiendo tamales, y este año será la primera vez que formen parte de la tradición del 2 de febrero.

Muchos mexicanos nos han comentado que lo celebrarán el fin de semana y pocos lo harán hoy, pero ya entregue un pedido.

Guerrero explica para Hipertextual que la Navidad es la época más fuerte para los tamales, un alimento muy consumido en el estado de California. "Los mexicanos o hispanos no se van sin probar, compran bastante. Los filipinos los están probando y les gustan porque en Filipinas también existe algo parecido a los tamales. Los clientes americanos son pocos, casi no se animan a probar por primera vez".

En la capital del estado de California viven alrededor de 4.3 millones de mexicanos, quienes representan el 40% de la población total de Los Ángeles, según datos de Migration Policy Institute en 2015.

Las políticas migratorias del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pueden poner en peligro la convivencia de los migrantes mexicanos en estados como California, así como provocar la desaparición de las tradiciones exportadas de México.

Algunos mexicanos residentes en California se sienten tranquilos, como Cathy Guerrero, quien afirma que "las tradiciones y la cultura forma parte de la vida privada de las familias. No creo que cambie nada en ese sentido".

Los migrantes de origen latino pueden disfrutar de un tamal de res en salsa roja, queso y jalapeño o elote dulce en puestos como el de Cathy. Pero, para muchos, las acciones políticas de Donald Trump siguen siendo un motivo de preocupación, y han decidido aferrarse a sus tradiciones para combatir los miedos a, entre otras cosas, la deportación.

En una entrevista con Reforma, el gerente de la empresa Artesanías Rosas Moreno, Jorge Rosas, explicó que los pedidos de figuras de Niños Dios se cuadriplicaron en el estado de California desde la elección de Trump como presidente de los Estados Unidos.

En el mismo período de tiempo del año pasado, la empresa envió unos 2.500 Niños Dios a California. Pero desde noviembre hasta enero de este 2017, los productores han exportado más de 8.000 piezas.

Jorge Rosas subrayó:

La gente se acercó mucho a la religión porque le piden al Niño Dios que les ayude a no ser deportados y que cambie la política del nuevo presidente estadounidense.

La empresa podría sufrir en sus propias carnes las políticas del magnate, que pueden afectar en una subida de los aranceles o en la prohibición de la entrada de productos mexicanos a Estados Unidos.

En el Día de la Candelaria, miles de mexicanos en diferentes partes del mundo disfrutarán de los tamales y formarán parte de una tradición milenaria que, lejos de perderse con el paso de los años, va reforzándose y traspasando las fronteras de México.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.