En los últimos tiempos se ha generado mucha polémica en lo que respecta a las explosiones de baterías de smartphones. Con el caso del Galaxy Note 7 en el centro de todos los focos mediáticos. De hecho, en la conferencia que Samsung convocó para ofrecer minuciosamente los detalles de la investigación, se ha aprendido más de baterías que en muchos de los años recientes. Casos como este demuestran que si bien la densidad debe seguir siendo la obsesión de la industria, la seguridad y el respeto al medio no pueden quedar de lado.

Así, en el último capítulo del programa NOVA, de David Pogue, Mike Zimmerman analiza el el caso de una nueva batería desarrollada por él que es capaz de ser pinchada con un destornillador en una de las caras grandes sin llegar a explotar, pero no por ello dejando necesariamente de funcionar, ya que como se muestra con una tablet lo largo del proceso, la batería continúa siendo una fuente de energía para el resto del dispositivo, que permanece en funcionamiento sin conectar cables adicionales.

Para conseguirlo, además de años de experiencia, Mike Zimmerman ha necesitado reemplazar el electrolito líquido y el separador con un polímero especial que genera una batería sólida. Dado que el electrolito en baterías tradicionales es inflamable, el plástico sólido empleado aquí retrasa mucho ese proceso. Para que la batería cumpla su función, los iones deben continuar su movimiento, hecho que consiguen a través del nuevo material incluso mejor que cuando discurren a través del líquido.

Como en muchas investigaciones de este tipo, la promesa es que además de ser más seguras o típicamente más densas (cosa que también promete Zimmerman mediante la prevención de la filtración de dentritos y el uso de un electrodo metálico), también son más baratas de producir. En este se caso de debe a que el electrolito se produce en el mismo proceso empleado para fabricar bolsas de plástico.

El reto para llevar a cabo algo así está, cómo no, en obtener fiabilidad en la producción, y antes de esto, escala en el proceso.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.