¿Qué sucede cuando aparcas en la zona azul (o en cualquier zona de aparcamiento regulado) y no pagas la tarifa o bien te pasas en el horario? Que te ponen una multa, la abonas y sigues para adelante. El siguiente paso implica a la grúa, se lleva tu coche y tienes que pagar la multa y el servicio de grúa.

Una joven empresa ha lanzado al mercado un sistema denominado Barnacle y apunta a ser tremendamente incómodo para el propietario del coche para evitar que pueda conducir. El sistema sustituye el clásico cepo por un panel asociado a dos ventosas que ofrecen una fuerza de 45 kilogramos para asegurar su fijación al parabrisas. Para poder liberarlo es obligatorio introducir un código de liberación que solo se consigue si se paga la multa, algo que podrás hacer con tu smartphone.

aparcar en la zona azul

Para el policía, las ventajas son obvias, no tiene que tirarse al suelo para poner el cepo, ni llamar a la grúa. Tan solo tiene que abrir su maletero, sacar el sistema y colocarlo sobre el parabrisas. El policía fija el importe de la multa y solo vía smartphone se puede abonar.

Este método tiene un inconveniente, no impide mover el coche, siempre te puedes sentir Ace Ventura por un momento y sacar la cabeza por la ventanilla mientras vas por la ciudad con la alarma sonando a todo volúmen. Por el momento ninguna ciudad lo aplica, es solo una idea de una empresa que ha sido patentada y convertida en producto, pero ten cuidado porque afirman que han tenido el contacto de alguna ciudad interesada en el proyecto.