En pleno 2017 sigue siendo común ver torcer el morro a ciertos tipos de jugadores al encontrarse con videojuegos españoles. Después de la llamada Edad de Oro y el gran bache vivido por el videojuego español al final de la década de los noventa, nos encontramos en la época de mayor producción de videojuegos en nuestro país pero, todavía hoy, se duda e infravalora el talento nacional.

Seguimos, por muchos y muy diversos motivos, lejos del nivel de infraestructura y profesionalización de países europeos como Alemania, Francia, Suecia o Polonia pero, de un tiempo a esta parte, no hemos dejado de recibir grandes videojuegos, de muy distintos géneros y venidos de estudios y creadores de todos los tamaños y repartidos por toda España.

2016 fue, al igual que en el resto de la industria, un gran año a nivel cuantitativo y cualitativo dentro del desarrollo de videojuegos en España y, por suerte, todo apunta a que este 2017 no le andará a la zaga. Repasamos algunos (por suerte, es muy difícil hacer un seguimiento de todo lo que se publica en España: IGN España y DeVuego son fuentes de consulta recomendadas para aprender más) de los mejores videojuegos llegados en 2016 y por llegar este mismo año.

2016: reediciones, variedad y gratas sorpresas

Entre muchos otros títulos que ahora comentaremos, el pasado año nos llegaron algunas reediciones y/o revisiones de los que son, sin duda, tres de los videojuegos españoles más exitosos y destacados de los últimos años: el UnEpic de Francisco Téllez de Meneses llegó a PS4, PS Vita y Xbox One, los asturianos de Milkstone Studios llevaron su Ziggurat a Wii U y estrenaron formato físico en PC, PS4 y Xbox One mientras Locomalito puso a la venta Maldita Castilla EX, una versión mejorada de su excelente homenaje a Ghost n' Goblins, en PC, PS4 y Xbox One.

Más allá, tuvimos de todo y para todos: los hermanos Terris y Enric Jordá cuajaron con Love you to bits uno de los mejores y más bonitos videojuegos lanzados en iOS y Android durante el pasado año, los veteranos de Pendulo Studios siguen a golpe de aventura gráfica con Yesterday Origins, desde Beautifun Games nos hicieron llegar esa atinada mezcla de la estética retro de Turbo Kid y mecánicas de Zelda y Pokémon que es Megamagic, y gigantes de la industria patria como Ubisoft Barcelona y Genera Games lanzaron Werewolves Within y Gladiator Heroes, un original videojuego de realidad virtual y un videojuego de gestión en la línea de Clash of Clans, en la recta final del año.

El ritmo de lanzamiento no decayó en ningún momento y también nos llegaron el rol socarrón de Zenith y el rol más clásico en sus mimbres de Anima: Gate of Memories, la potente intriga de The Guest, esa ‘esencia Dark Souls’ en 2.5D de Pharaonic o el brawler 3D con toques de roguelike que es Hearth & Slash. También hubo retorno de otra empresa veterana, Devilish Games, con su adictivo King Lucas y, desde UPlay, supieron aprovechar el tirón y triunfar en Steam con su simulador Youtuber's Life.

Candle

Y, como decíamos y hemos recalcado en párrafos anteriores, 2016 no solo fue cosa de cantidad y, de entre todo lo visto, podríamos destacar tres de los mejores videojuegos desarrollados en España en los últimos años: los terolenses de Teku Studios nos regalaron con Candle una aventura repleta de puzzles y un aspecto artístico, a golpe de acuarela, exageradamente bonito; desde Lince Works nos hicieron llegar lo más cercano a un sucesor de los míticos Tenchu, que no es poco, con su Aragami y, por último, Francisco Téllez de Meneses volvió tras UnEpic con Ghost 1.0, un soberbio metroidvania futurista. Qué año.

2017: éxitos en Kickstarter, debuts y confirmaciones

Dejamos atrás un año excelente pero, si las fechas se cumplen y comienzan a llegar los proyectos previstos, 2017 podría convertirse en uno con poco que envidiarle. A medio camino entre un año y otro, debido a su lanzamiento como Early Access en 2016 y sus presumible versiones definitivas publicándose en 2017, encontramos Flat Heroes y Skara: The Blade Remains. El primero, trabajo de Parallel Circles, estudio formado por dos ex-empleados de la británica TT Games, es un sublime y minimalista ejercicio de diseño y gamefeel, simple en apariencia pero terriblemente adictivo y profundo. El segundo, un ambicioso proyecto centrado en el PVP por equipos con un arduo trabajo de worldbuilding detrás.

Ya disponible en las plataformas de descarga digital de Xbox One y Steam encontramos el primer juego para plataformas de sobremesa de Super Awesome Hyper Dimensional Mega Team, del que ya os hablamos aquí: Rise & Shine es un juego de acción en 2D que mecla la esencia y el homenaje a lo retro con una estética propia de un producto de animación de primer nivel. Corto pero intenso.

2017 será, también, el año en el que recibamos los nuevos trabajos de estudios relativamente jóvenes: desde Baroque Decay están trabajando en ese peculiar videojuego de terror que apunta a ser Yuppie Psycho, los madrileños de Fictiorama apuestan por el pixel-art en Do Not Feed the Monkeys, una aventura en la que tendremos que espiar a personas de todo el mundo con la obligación de no entrometernos en sus vidas. Otra cosa será lo que nosotros decidamos hacer, claro.

Unwilling

Los alicantinos de Nuclear Tales repetirán género y estilo, tras Randal’s Monday, metiéndonos en el papel de un segurata de discoteca en Out of the Box y los chicos del pequeño estudio Team Gotham, creadores del ya mencionado The Guest, cambian de tercio y apuestan en Solo por la exploración, los puzles y la navegación en una historia sobre el amor y la pérdida. Los smartphones también tendrán su ración de novedades ya que en Bee Square, creadores de Run Sheldon! y Battleborn Tap, están ultimando su Almost a Hero.

Por suerte, además, también será un año de debuts comerciales, llegando muchos de ellos tras triunfar en Kickstarter: el Crossing Souls de los sevillanos de Fourattic, publicado por Devolver Digital, mezcla un precioso apartado artístico y una aventura muy ochentera que apunta muchas maneras; en Alpixel Games trabajan en ese tan especial, peculiar, y no menos bonito, A Place for the Unwilling, apostándolo todo a la narrativa y a las historias que encontrar en la Ciudad; va siendo hora, también, de que nos llegue el trabajo de Asthree Works, Paradise Lost: First Contact, por el que ya llevamos tiempo mordiéndonos las uñas. No sabemos si terminará llegando este año pero ese Moonlighter, a cargo del estudio Digital Sun, es un roguelite a tener muy en cuenta.

Por último, dos de los estudios más grandes y reputados internacionalmente tienen en 2017 sendas pruebas de fuego: Mercury Steam se despega de Konami y Castlevania con la acción desenfrenada de Raiders of the Broken Planet y, tras un largo periodo de espera, el bellísimo RIME de Tequila Works se pondrá a la venta el próximo mayo. De nuevo, qué año.