ABC

La policía turca ha identificado a Abdulkadir Masharipov como el presunto autor del atentado a una discoteca en Estambul la noche de Año Nuevo y lo ha detenido en un barrio del capital.

Masharipov, originario de Uzbekistán, se encontraba con su hijo de cuatro años en el momento de la detención. La operación, realizada en el barrio de Esenyurt, acabó con el arresto de otro militante procedente de Kirguistán y otras mujeres de nacionalidad somalí, senegalí y egipcia.

Según la agencia turca Anadolu, el presunto asesino usaba el nombre en clave Abu Mohamed Horasani y formaba parte de una célula yihadista de uzbecos residentes en la ciudad de Konya, en Anatolia central.

Algunos medios locales sostienen que Masharipov ha escapado al menos una vez de las redadas de la policía desde el atentado y que en un piso franco utilizado por el uzbeko se encontraron 150.000 dólares. Los medios han publicado las primeras fotografías del detenido.

En otras imágenes filtradas por la policía, se reconocen golpes en la cara de Masharipov y manchas de sangre en la camisa. La cadena CNN-Türk ha confirmado que el detenido se someterá a un control médico antes de pasar a la Dirección de Seguridad.

Durante la primera noche de 2017, una persona entró en la discoteca Reina y disparó contra los asistentes. En el ataque, reivindicado por DAESH, murieron 39 personas.