Un gran hombre dijo una vez: «Si eres bueno en algo, nunca lo hagas gratis». Esto es particularmente importante en el mundo moderno. A través del Internet se puede explotar cualquier talento, mientras más singular mejor. El individuo detrás del primer meme del dos mil diecisiete ha sabido sacar provecho de sus habilidades de forma genial. Se trata de un cocinero turco llamado Nusret Gökçe. ¿Su talento? Cocinar con tanta maestría como sensualidad. Ningún hombre sensato dejaría a su novia/o cerca de este ser, por obvias razones.

Ottoman steak

Un vídeo publicado por nusr_et (@nusr_et) el

Hace calor o qué.

Dueño de su propia cadena de restaurantes en Estambul, Nusret disfrutaba de una fama moderada antes de convertirse en la estrella del Internet que es hoy.

Durante los últimos segundos del video de arriba pueden ver como el habilidoso turco agrega el último detalle a su, pareciera, suculenta obra, una pizca de sal lanzada con tal sensualidad que mujeres y hombres se han desmallado delante de sus pantallas al presenciar el suceso.

Ustedes ahora.

El meme ilustra ese último elemento que se le agrega a una obra terminada, el detalle artístico que finaliza algo: la última pincelada de un pintor, el último guiño a la cámara en una película cursi, el último paso elegante para terminar un baile, la última lágrima en tu examen final, etc.

Pongamos algunos ejemplos.

– Cuando son las cinco de la mañana y te falta el último capítulo de la serie.

Boom

– Cuando sabes que vas a raspar la materia y entregas el examen final en blanco.

Baam

– Cuando te van a arrestar por ebriedad pública y le escupes al policía en la cara.

Biim

– Cuando acabas de terminar un excelente lote de metanfetamina cien por ciento pura.

Las posibilidades son infinitas, no solo con este meme, sino con Gökçe en general. No deja de subir videos cada vez más sensuales, echándonos en cara sus infinitos talentos gastronómicos, lo cual es peligroso para todos los hombres del mundo.

Guzel sapliyorsun dediler

Un vídeo publicado por nusr_et (@nusr_et) el

Falta poco para que las mujeres y hombres alrededor del mundo piensen que ese debe ser el estandar de masculinidad mundial, ¿qué pasaría entonces? ¿La extinción de la raza humana? ¿Migraciones masivas a Turquía? ¿El Übermensch que presagiaba Nietzsche? Solo el tiempo lo dirá.

İşte kuzu kuzu geldim dedi

Un vídeo publicado por nusr_et (@nusr_et) el

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.