Mónica Redondo

Donald Trump quiere dar un golpe duro a la economía mexicana al amenazar con altos aranceles a las empresas que producen en México y venden en Estados Unidos. Trump también quiere deportar a millones de mexicanos y construir un muro entre las fronteras.

Desde los inicios de la campaña, el presidente de los Estados Unidos ha parecido tener en el punto de mira a México y todas sus políticas relacionadas con la República han sido motivo de polémica.

En México, el triunfo de Trump ha provocado una devaluación del peso mexicano, que ha alcanzado mínimos históricos. Por otro lado, el muro fronterizo, que el magnate afirma será financiado por México, ha inquietado a la sociedad mexicana.

Mónica Redondo

Horas después de la toma posesión del nuevo presidente de Estados Unidos, diversas organizaciones y civiles se han manifestado en el centro de la Ciudad de México para protestar por la victoria de Trump y sus políticas.

La embajada de Estados Unidos en la capital, situada a escasos metros del Ángel de la Independencia, ha sido el escenario para mostrar que México no está de acuerdo con las declaraciones del magnate y que teme además las repercusiones de las políticas que tiene pensado aplicar.

Mónica Redondo

Miguel Ángel, integrante de la organización El Barzón, explica para Hipertextual:

Decidimos venir a manifestarle nuestro descontento a Donald Trump ante las medidas que está adoptando y la postura que está teniendo contra los mexicanos. No somos violadores, no somos narcotraficantes, o al menos no todos, y no tiene porque tratarnos de esa manera. Venimos a demostrarle nuestro rechazo.

El mexicano subrayó la importancia de los migrantes que viven al otro lado de la frontera, quienes ayudan a la economía estadounidense y mexicana y "no se merecen que los traten de esa manera, como si fueran bandidos cuando son trabajadores".

Durante la manifestación contra el presidente de los Estados Unidos, los asistentes construyeron su versión del muro fronterizo con cajas y pusieron en lo alto una figur de Donald Trump. Posteriormente, destruyeron el muro como acto simbólico y quemaron al presidente de papel.

Mónica Redondo

Rubén Herrera, un campesino procedente del Estado de México, mostró su descontento y preocupación por el muro que Trump quiere construir entre Estados Unidos y México. "Apenas no tiene mucho tiraron el muro de Alemania y ahora quieren ponernos este".

Algunos manifestantes acudieron a la marcha no solamente por su disconformidad con el nuevo presidente electo en Estados Unidos, sino por las reformas políticas y económicas que han tenido lugar en México en los últimos meses.

En diciembre de 2016, el Gobierno mexicano anunció una subida del precio del petróleo, el denominado gasolinazo, el cual ha provocado un aumento en el precio de los productos básicos. Las protestas se han dado en muchos estados de la República aludiendo una mala gestión del Gobierno presidido por Enrique Peña Nieto.

Carolina, una alumna del Colegio de Ciencias y Humanidades de Oriente, expone:

Despreciamos la manera en la que el Gobierno mexicano se ha puesto como tapete ahora que ha tomado la presidencia Trump. Y también [nos manifestamos] por el gasolinazo, para demostrar nuestra inconformidad acerca de lo que está sucediendo en el país.

Mónica Redondo

Organizaciones civiles y sociales marcharon contra el magnate estadounidense y mostraron, a través de pancartas y consignas, sus miedos ante la nueva administración.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.