En la actual etapa de desarrollo del coche autónomo es obligatorio que un ser humano pueda tomar el control en cualquier momento pero un estudio de la Universidad de Southampton en el Reino Unido ha querido examinar el tiempo que se necesita para reaccionar ante una situación cuando estamos en un coche autónomo, supuestamente supervisándolo.

Un grupo formado por 26 sujetos, hombres y mujeres con edades entre los 20 y 52 años de edad, sirvieron como base para justificar el resultado del estudio. En la prueba los participantes tenían que controlar un coche autónomo a 110 km/h en un simulador y el sistema de forma aleatorio pondría impedimentos a la conducción. En el test también se evaluó la diferencia entre estar totalmente concentrado en la conducción o distraído mientras se lee un periódico.

El resultado fue que si los conductores están concentrados en la carretera se puede tardar entre 2 y 26 segundos en analizar el problema y tomar el control sabiendo la acción a realizar, por ejemplo esquivar un objeto, para aquellos sujetos que están atentos a la conducción. En el caso de no estar atengo, el tiempo estuvo comprendido entre 3 y 21 segundos, pero la media de la primera situación se situó en 4,5 segundos y en el segundo caso, cuando estamos distraídos, el dato asciende hasta los 6,06 segundos.

¿Qué significa esto para el coche autónomo? Que entre 4 y 6 segundos es demasiado tiempo para poder garantizar que un ser humano sea efectivo y es posible que un humano no pueda analizar mejor la situación que la primera versión de un coche autónomo, ¿por qué entonces la normativa obliga al conductor a ser el responsable?

El coche autónomo será, incluso en las primeras versiones, más seguro, de media, por el menor número de accidentes que provocarán que un ser humano, pero de momento, nos fiamos más de nosotros que de una máquina, aunque los números demuestren que estamos algo equivocados.