SF Studios

Cuando terminé de ver Persona de Ingmar Bergman empecé a hablar dos horas más tarde, sin entender nada o mejor dicho, sin tener la edad suficiente para hacerlo, transcurrió el fin de semana más rápido de mi vida. Sin entender nada, sin saber porqué, grabé absolutamente todo lo que se me acercara en esos dos días.

Pocos lujos y mucha menos calidad movían esas pequeñas producciones, pasando los siguientes años con la cámara pegada a mis manos. Lo importante para mí era la cualidad de observador que cada día se intensificaba, encontrando finalmente una persona que me acompañara a materializar aquellos disparates que rondaban la cabeza de un adolescente prepuberto.

SF Studios

Terminados los agitados días de producción, me dediqué a mirar obsesivamente el material y llegué a la conclusión de que no me podía sentir más orgulloso. Claro que después le pedí el favor a mi hermana de editar —nueve años mayor que yo y estudiante de comunicación social— y terminaba llorando en mi cama por lo mal que estas escenas eran vistas: era un ignorante.

Ignorancia, ignorancia, mera ignorancia

Hasta el día de hoy puedo ver fragmentos sin sentido alguno en mi computadora, la edición terminó por editar esas esperanzas y sueños pasados. Pero nunca abandonaré, abandonar es morir.

Las palabras de Orson Welles en su entrevista sobre Citizen Kane me dieron aliento. Un ignorante admitía serlo ya que esta es la única forma en que uno se atrevería a transitar por sus pasiones, el amor la transmite, el alcohol la presenta y aquellas pasiones la requieren.

Esas palabras fueron una esperanza tan enorme, que decidí recurrir a más sabiduría cinematográfica. Jóvenes aspirantes, pequeños soñadores, escuchemos a los maestros y tomemos consejo porque con la suficiente dedicación habitaremos un mundo donde estaremos orgullosos de lo que digan nuestras biografías.

## Terry Gilliam

«Como consejo te diría que no estudies Comunicación Social. Elige algo útil, filosofía, historia, literatura. Aprende a tener pensamientos, porque no tiene sentido hacer películas si tan sólo imitas a otras personas, sino tienes pensamientos propios que tratas de sacar de tu sistema. También creo que debes estar completamente obsesionado y que probablemente sea mejor conseguir un trabajo de plomero, ya que siempre hay escasez de plomeros».

## Quentin Tarantino

Quentin Tarantino cita a Terry Gilliam contando un consejo que le sirvió para comprender el arte de dirigir películas: «Como director, tu trabajo es contratar personas talentosas que pueden hacer eso que quieres. Contratas a un cinematógrafo que puede conseguir la calidad que necesitas, no necesitas saber mover las luces para crear un efecto… tu trabajo es articularles a ellos lo que quieres en pantalla».

## Paul Thomas Anderson

«Cuando estaba tratando de hacer películas siempre se sintió que uno se ponía nervioso cada vez que otra persona que estuviera hablando contigo estaba en lo correcto, alguien que estaba en una posición de poder… nunca pude pararme a pensar que simplemente es diferente, piensas diferente que yo y eso está bien, pero no estoy equivocado… Si me hubiera podido deshacer de ese miedo anteriormente esto hubiera podido ser un poco más fácil, que simplemente no te importe una mierda».

## John Landis

«Literalmente puedes hacer una película perfectamente aceptable por menos de 15.000 dólares, de verdad se puede, y esa es una tremenda ventaja que mi generación nunca tuvo… ese sería mi consejo, has películas, sólo continúa con ello, se aprende haciéndolas… y escribe guiones, ya que muchas personas ponen su alma y su corazón en «ese guión», y está bien, pero escribe otra cosa porque quizá no puedas venderlo».

## Guillermo del Toro

«Cuando cualquier persona se me acerca y me dice: «Quiero ser un director de cine» siempre les digo que entonces simplemente deberías ser un director y no digas que lo serás porque puedes dirigir bien o mal pero puedes dirigir desde tu Iphone, desde la cámara de la hermana de tu primo, ahora mismo la mayoría de las personas pueden obtener una buena máquina audiovisual y pueden darse cuenta de que ya están dirigiendo».

## Werner Herzog

«Pienso que lo más importante es la autonomía, todos se están quejando de que la industria es tan estúpida y que no pueden conseguir el dinero, y yo les digo que se suban las mangas y trabajen como un guardia en un prostíbulo o en un hospital mental por medio año, ganas de 10 a 20.000 dólares y puedes hacer una película hoy… y también lee, lee, lee, lee, lee, lee, lee, lee, lee, si nunca lees nunca harás un gran filme».

## Martin Scorsese

«Has tu propia industria, recrea películas, no le prestes atención a la industria, has tu propia cosa. Quieres que el trabajo sea visto pero no tiene que ser en el Odeón, ese es otro mundo antiguo, puedes hacer una película del tamaño de la perilla de una puerta y todavía mostrársela a 1600 personas, y sigue siendo una gran experiencia comunal… Todo es nuevo, simplemente tienes que abrirlo, rompe la forma».

## Francis Ford Coppola

«Nada es tan terrible como una película pretenciosa, me refiero a la película que aspira a algo realmente magnífico y no consigue realizarlo, es una mierda, es basura, y todos caminarán sobre ella como lo que es. Y eso es lo que saca a los cineastas de en medio, ese es su mayor horror, el ser pretenciosos. Entonces aquí estás tratando de aspirar a hacer algo y en otro lado estás tratando de no ser pretencioso. No me importa si soy pretencioso, o no pretencioso o si lo he hecho o si no lo he hecho, todo lo que se es que voy a ver esta película y para mí eso debe tener respuestas, y por respuestas me refiero a algo en 47 niveles distintos».

## Akira Kurosawa

Consejos de un momento donde hacer películas era mucho más difícil que ahora —económicamente hablando—:
«Si genuinamente quieres hacer películas entonces escribe guiones. Todo lo que necesitas para hacerlo es papel y lápiz. Es sólo a través de ellos que aprendes lo específico sobre cómo estructurar un filme y lo que es el cine».

## Andréi Tarkovski

«Hoy en día todos hacen películas todos creen que pueden hacer películas ¿ves? Todo el que no sea muy flojo. No es duro aprender a pegar un filme o cómo funciona una cámara, pero el consejo que le puedo dar a los principiantes es que no separen su trabajo, su película, de la vida que viven. No hacer una diferencia entre la película y sus propias vidas porque el director es como cualquier otro artista: un pintor, un poeta, un músico… y por lo tanto es necesario que contribuya con su propio ser».