Así son los buenos músicos. En la época del autotune, de los repertorios cerrados y de los artistas que apenas interactúan con su público, todavía podemos ver imágenes como la que dejaron Bruce Springsteen y su banda en Leipzig, frente a 50.000 personas.

En medio del concierto, un fan lanzó un cartel que rezaba "You Never Can Tell", el título del tema musical que suena en la mítica escena de baile de John Travolta y Uma Thurman en Pulp Fiction. Lejos de ignorarlo y seguir con el plan establecido, Springsteen decide asumir el reto y comienza a ensayar y recordar acordes y tono de la canción mientras su banda hace lo propio, entre miradas de sorpresa. Lo que sigue es, claro, una versión perfecta, en la que todos se lucen, del tema icónico del filme de Tarantino.

Sorprendentemente, hablamos de un vídeo y un concierto de hace más de tres años pero que, como suele pasar en Internet, ha vuelto a viralizarse estos días. Los buenos músicos nunca mueren. Y, por cierto, aprovechamos para recordar otro de los momentos más entrañables del Boss, cuando subió a una niña de 4 años al escenario para cantar juntos "Waitin' on a sunny day".

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.