Si la obesidad y las enfermedades cardiovasculares son dos de los grandes problemas de salud en los países más desarrollados es, en parte, por el gran peso de los azúcares procesados en multitud de productos de consumo diario para millones de personas. Desde la OMS se está intentando luchar contra esas mismas bebidas azucaras que Reino Unido tasará con un nuevo impuesto y no deja de ser preocupante que muchas personas, sobre todo niños, consuman la cantidad diaria recomendada de azúcar en su desayuno.

De un tiempo a esta parte hemos oído y leído que grandes compañías como Coca-Cola y Pepsi pagaron a científicos para silenciar su lucha contra el azúcar o que el lobby alimentario pretendía frenar la lucha contra la comida basura. Por ello, cualquier acto de concienciación sobre los peligros del azúcar es más que bienvenido en los tiempos que corren; y es que no solo esa Coca-Cola, ese bollo industrial o esas chucherías que ya evitas contienen estos azúcares poco recomendables, si no que alimentos procesados y/o preparados como las albóndigas envasadas, las pizzas congeladas, el tomate frito, la salsa que utilizas en la ensalada o el zumo también los incluyen.

Desde sinazucar.org, el fotógrafo entusiasta de la vida sana y la alimentación saludable, Antonio R. Estrada, está luchando para concienciar al consumidor de todo esto: con imágenes realmente cuidadas que comparan el producto en cuestión con su equivalente en terrones de azúcar consigue que, de un vistazo, tengamos algo más de conocimiento sobre aquello que consumimos o dejamos de consumir. Os dejamos con algunas de esas fotografías y no dudéis en acudir a su Twitter, Facebook e Instagram para ver el resto.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.