Los reguladores de la Unión Europea acusan a Facebook Inc. de proporcionar información errónea sobre la adquisición de WhatsApp Inc., anunciada en 2014. De confirmarse, la compañía podría enfrentarse a una sanción de 179 millones de dólares —1% del total de su facturación—.

Según la Unión Europea, Facebook indicó en la notificación de compra de WhatsApp que era imposible enlazar de forma automática las bases de usuarios de ambas compañías. WhatsApp, en cambio, actualizó sus términos de uso en agosto de 2016 para habilitar el envío de datos de usuarios (como números de teléfonos) a los servidores de Facebook.

Facebook dispone hasta el 31 de enero para responder a las acusaciones de la Unión Europea. De no resolverse satisfactoriamente la acusación, WhatsApp se enfrentaría a una multa de 179 millones de dólares, un 1% de su facturación.