Acostumbrados a los discursos plagados de tópicos, en forma y fondo, a la hora de agradecer un premio, no dejan de agradecerse gestos como el de Madonna durante el pasado quince de dieciembre. Premiada por la revista musical Billboard como mujer del año, la cantautora y actriz estadounidense firmó un discurso tremendamente inspirador acerca de las dificultades y problemas que ha tenido que sobrellevar durante su carrera, poniendo la lupa sobre la situación actual de la mujer.

Una violación, robos y atracos, pérdidas de amigos por culpa del SIDA y las drogas, los problemas en la industria de la música y el cine por ser mujer o el peso de la fama; son muchos los complicados y profundos episodios que repasa la artista en un discurso cuyo mensaje, con todo, se resume en el interés por potenciar el feminismo y el empoderamiento de la mujer:

"Las mujeres hemos sido oprimidas durante tanto tiempo que creemos lo que dicen los hombres. Creemos que hay que respaldar a un hombre para hacer bien su trabajo... Como mujeres tenemos que empezar a apreciar nuestro propio valor, colectivo e individual. Busquen mujeres fuertes para hacerse amigas, para alinearse, para aprender de ellas, para inspirarse, para colaborar, para apoyarse, para iluminarse".

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.