Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte la mejor experiencia y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias de navegación. Si sigues navegando consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

¿Por qué las nuevas MacBook Pro no tienen procesador Kaby Lake?

Por el 24 de noviembre de 2016, 18:09

Las desventajas de depender de Intel para los ciclos de renovación de producto.

¿Por qué las nuevas MacBook Pro no tienen procesador Kaby Lake?

No tiene puertos USB, no tiene puerto HDMI, ya no usa cargador MagSafe, el nuevo teclado es incómodo, son muy caros y no tienen la nueva generación de procesadores de Intel Kaby Lake. Las críticas a las nuevas MacBook Pro son múltiples y dependiendo del punto de vista, justificadas o no.

Pero una de las críticas que más se han mencionado durante las últimas dos semanas es el hecho que Apple no haya incluido procesadores Kaby Lake de Intel. Es una crítica sumamente injustificada y sobre todo desinformada.

Para responder por qué Apple no está usando la séptima generación de procesadores de Intel, primero hay que entender la estrategia de la compañía para el lanzamiento de sus productos:

La estrategia tick-tock de Intel

Tick-Tock

En 2007 Intel adoptó el modelo para dar seguimiento a cada cambio de arquitectura. Cada tick representa una contracción de la tecnología de proceso en comparación a la anterior y cada tock es el desarrollo de una nueva microarquitectura.

Una vez aplicado el modelo, cada dos años los microprocesadores fueron reduciendo su tamaño, con componentes de 45nm en 2008, 32nm en 2010, 22nm en 2012 y 14nm en 2014, con mejoras de desempeño en años impares (2011, 2013, y 2015).

La estrategia tick-tock ha sido la base fundamental de la dominancia de Intel sobre otros fabricantes de microprocesadores. Por ejemplo, IBM fue incapaz de reducir tamaño de los chips PowerPC G5 que Apple usaba en equipos de escritorio. De hecho no hubo forma de hacerlos funcionar en portátiles.


En 2016 se esperaba el lanzamiento de la siguiente generación de microprocesadores de 10 nanómetros, pero en marzo de este año Intel anunció que dejarían la estrategia que los ha identificado por tantos años, introduciendo un tercer paso a la cadena de innovación de la empresa. De mejorar un año el proceso de fabricación y el siguiente año el de desempeño, ahora serán tres pasos:

  1. Proceso
  2. Desempeño
  3. Optimización

Es por eso que en 2016 se anunciaron los procesadores Kaby Lake que mantienen el uso de componentes de 14 nanómetros. Se espera que en 2017 Intel anuncie nueva tecnología de 10 nanómetros.

Kaby Lake versus Skylake

Con la llegada de las nuevas MacBook Pro a muchos sorprendió que Apple haya elegido procesadores Skylake y no Kaby Lake. La sorpresa se convirtió en críticas y un supuesto signo de falta de innovación en la nueva generación de portátiles.

Las críticas son normales si tomamos en cuenta que Intel asegura que los procesadores Kaby Lake son 12% más rápidos en promedio, mucho más eficientes para desplegar video 4K y capaces de ofrecer hasta tres horas más de batería.

Pero aunque hay probabilidades (sería absolutamente normal) de que los Kaby Lake sean más rápidos, también generan más calor y cabe la probabilidad que consuman más batería en ciertas situaciones, después de todo, estos procesadores tienen mayor velocidad. Por lo que, aunque el desempeño mejora, no es lo suficiente como para su adopción y tomar el riesgo del posible impacto en la duración de la batería de las MacBook Pro. Sobre todo considerando que los procesadores Skylake que se están usando ya ofrecen una mejora sustancial a los usados en la generación anterior de portátiles de Apple.

Pero más importante que eso es el hecho que Apple suele usar la versión más potente de procesadores de Intel para sus MacBook Pro, los de 28 watts. En la hoja de ruta de la compañía supuestamente empezarían a fabricarlos en el tercer trimestre de 2016 por lo que no habría volumen suficiente disponible. Aún así, según Cnet, Intel ha atrasado su fabricación hasta el próximo año.

¿Habrá MacBook Pro con Kaby Lake?

Probablemente no. Tomando en cuenta el historial de renovación de Apple es posible que simplemente se salten esa generación y esperen a la disponibilidad de procesadores con componentes de 10 nanómetros lo suficientemente potentes como para usarlos en portátiles y equipos de escritorio.

Apple no es la única compañía que ha tomado esta decisión. Las Surface de Microsoft tampoco usan Kaby Lake. El igual las MacBook Pro, funcionan con Skylake porque simplemente es el modelo de microprocesador más rápido disponible cuando se empezaron a fabricar.

Recomendados