La saga literaria de Harry Potter, iniciada en 1997 con la llegada de ‘Harry Potter y la piedra filosofal’, no solo sigue siendo una excelentísima colección de grandes aventuras, personajes y lugares si no que funcionó como puerta de entrada a la lectura para millones de jóvenes. J.K Rowling creó un interesantísimo universo y, al mismo tiempo, iniciaba la corriente de las grandes aventuras interpretadas por niños y/o adolescentes.

Evidentemente, hubo muchos libros de corte semejante previos a la llegada del niño que sobrevivió (los clásicos ‘Alicia en el País de las Maravillas’ y ‘Charlie y la Fábrica de Chocolate’, sin ir más lejos) pero hoy recopilamos algunas de esas sagas y libros que pueden recordar al éxito de la escritora británica y que, sin duda, convencerán a todo apasionado de los libros de aventuras.

Percy Jackson

Quizá la saga que más paralelismos guarda con la historia de J.K Rowling. Con sus dos primeras entregas adaptadas al cine (con escaso éxito), la historia de Rick Riordan nos presenta a un niño que descubre en una excursión su relación con los dioses griegos, comenzando así una serie de diez libros narrados en primera persona, con mucho ritmo y un estilo muy fresco.

Como ocurre con Harry Potter y la inmensa mayoría de títulos de esta lista, hablamos de una obra nacida con el público juvenil en mente pero que, seguro, cualquiera podrá disfrutar. El autor ha seguido su prolífica carrera escribiendo sobre los dioses romanos y, ahora, su nuevo personaje Magnus Chase se topará con los dioses nórdicos. Si te interesa la mitología, apuesta segura.

Alcatraz

Brandon Sanderson no solo es uno de los mejores escritores del panorama fantástico actual (Nacidos de la Bruma, Elantris o el Archivo de las Tormentas así lo atestiguan) si no que, además, es terriblemente prolífico, llegando a afirmar que ha escrito borradores de sus libros en viajes de avión. De entre todo su catálogo, Alcatraz es una saga de aventuras para niños y jóvenes bastante interesante.

También narrado en primera persona por el protagonista que da nombre a la saga, hablamos de una saga con un toque algo más gamberro y, a su vez, infantil que, además, incorpora ilustraciones en sus páginas. Si os quedáis con ganas de más (el primer libro ronda las 300 páginas), el resto de la saga se traducirá al castellano en breve.

Ready Player One

El sueño de todo aquel que creciera en los ochenta o de cualquiera interesado en la cultura geek. El primer libro de Ernest Cline nos presenta la historia de Wade en el año 2045, en una época en la que la complicada situación mundial lleva a millones de jugadores a pasar el tiempo en Oasis, el videojuego de realidad virtual más realista del mundo.

La misión del protagonista es la de encontrar un secreto guardado en el juego por su creador, un famosísimo diseñador que propuso tal reto al fallecer. Lo que sigue son millones de referencias a películas, series, música y videojuegos. El segundo trabajo de Ernest Cline, ‘Armada’, tiene un enfoque parecido, más centrado en el mundo de los videojuegos, pero no es una lectura de tanto interés.

El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares

Adaptada recientemente al cine por Tim Burton, la obra del joven escritor Ransom Riggs mezcla componentes vistos en grandes sagas como ‘Las crónicas de Narnia’ o la mencionaba obra de J.K Rowling con bastante acierto y buen gusto.

En esta trilogía se nos cuenta la historia de Jacob, un niño que termina descubriendo que es peculiar, igual que lo fuera su abuelo, y termina yendo al lugar donde los niños como él terminan acudiendo para refugiarse del peligro que les acecha a la vez que viven en un bucle que impide que sean bombardeados por el ejército alemán en plena Segunda Guerra Mundial. Magia, algo parecido a superpoderes y viajes en el tiempo. Hay de todo.

Ulysses Moore

Porque también hay aventuras pensadas para niños algo más pequeños, de entre ocho y doce años, y ese lugar debe ocuparlo alguien. La saga de Ulysses Moore lleva ya publicadas más de 18 entregas, escritas todas ellas por Pierdomenico Baccalario. Son libros bastante breves, que no suelen superar las 200 páginas y

Los gemelos Jason y Julia Covenant llegan en el primer libro a Villa Argo, la majestuosa mansión en la que residió Ulysses Moore, un enigmático personaje del que todos hablan y al que pocos conocieron realmente. A raíz de una tarde de exploración por la casa con un amigo del colegio y la colaboración de Néstor, el mayordomo, dará comienzo una larguísima cadena de aventuras que les llevará por todo el mundo.

Los Magos

La obra de Lev Grossman recuerda directamente a Harry Potter debido a que hablamos de un trío protagonista con habilidades mágicas que va a una escuela para aprender y desarrollar su conocimiento. Las principales diferencias son su enfoque, algo más adulto, y un universo más comedido y menos imaginativo que el de Harry Potter. Podríamos hablar de una versión con más peso de lo romántico, más conflictos propios de la adolescencia y menos fantasía.

Recientemente la saga ha sido convertida en una serie de televisión producida por Syfy que puede ser un buen entretenimiento pese a que, eso sí, no aprovecha el potencial de la trilogía literaria.

Los secretos del inmortal Nicolás Flamel

Curiosamente, hablamos de una saga que gira en torno a la figura del mítico alquimista Nicolás Flamel, pieza de importancia en el primer libro de la saga de Harry Potter. 'Los secretos del inmortal Nicolás Flamel', de Michael Scott, es una saga algo desconocida en España y Sudamérica pero que vale mucho la pena.

También protagonizada por gemelos, Sophie y Josh Newman, la salvación de la humanidad está en las manos de estos adolescentes que buscan un trabajo de verano. En una librería descubrirán los secretos que oculta el libro en el que Nicolás Flamel dejó constancia del secreto de la inmortalidad.