Todos los días 5,5 millones de autos van de un lado a otro transportando a los habitantes de una de las ciudades más grandes y pobladas del mundo: la zona metropolitana de México. Con un crecimiento de 250.000 coches anuales, esta ciudad, además de ser un nudo vehícular, también es un campo fértil indiscutible para el sector automotriz y derivados.

La importancia del auto para los ciudadanos fue lo que atrajo a Roger Laughlin y Carlos García, emprendedores venezolanos, a entrar en el mercado de la compra y venta de automóviles imprimiéndole a la industria el sello del siglo XXI y enfocándose en lo que ellos consideran más importante: la experiencia de usuario en las plataformas online.

Roger y Carlos se conocieron mientras trabajaban para Linio, lugar donde aprendieron muchos de los comportamientos del consumidor latinoamericano. Ahora, en vez de vender cualquier objeto, se han enfocado en los autos, un gran mercado que, al igual que sucede en la Ciudad de México, no deja de crecer por los problemas demográficos y de urbanismo que comparten la mayoría de las urbes latinoamericanas.

ruimc77

Carlos dice:** “En México, cuando sacas un auto nuevo del concesionario y pasa cierto tiempo ya le pierdes un 30% del valor y eso hace que haya muchos usuarios cambiando al mercado de los autos usados porque financieramente es más rentable.** Además, esta es una de las ciudades más grandes, con 20 millones de habitantes, y donde las distancias son larguísimas, el acceso al transporte público y alternativas de comunicación no son rentables y mucha gente necesita tener autos.”

Los autos son un mercado imparable en la capital mexicana, aún cuando la velocidad promedio de circulación es de 12 kilómetros por hora. A principios de este año, se calculaban 5.5 millones de autos que circulan todos los días, con posibilidad de crecer a 7.5 millones en 2020 y 9.5 millones en 2030. Por supuesto, tanto en los autos nuevos como seminuevos y usados son un mercado competitivo. ¿Qué tiene que ofrecer KAVAK? La experiencia de Roger y Carlos en el ecommerce, la promesa de los mejores precios en compra y venta, la revisión de 240 puntos, la entrega en un máximo de 10 días para la Ciudad de México, siete días de prueba y una garantía de tres meses.

Más que intermediarios, Carlos y Roger dicen que lo que ofrecen es un servicio que eficientiza la revisión técnica del auto, así como la garantía de que el papeleo está en orden. Algo que, cuando se hacen ventas entre particulares, se vuelve un proceso “largo, turbulento, gris y oscuro”, según describen los emprendedores.

El sector automotriz en la Zona Metropolitana tiene una particularidad: el programa Hoy No Circula, el cual inhabilita a los automóviles de más de 8 años de circular uno o dos días a la semana. Este programa fue implementado en 1990 debido a los alarmantes niveles de contaminación del aire que se tenían en ese entonces (y que a principios de este año regresaron). Sin embargo, se cree que este programa ha sido el principal factor para el crecimiento de la adquisición de nuevos automóviles.

Por ahora, KAVAK no compra automóviles con más de cinco años de antigüedad. Roger y Carlos se ven un paso más allá: esperan que la experiencia de su servicio les ayude a acelerar el ciclo de compra y venta de autos y reducir el tiempo que permanece en un propietario de 4 años (el promedio actual) a sólo un año. “Nosotros queremos con nuestra propuesta de la eficiencia que la gente pueda cambiar el carro año a año con nosotros, dependiendo de lo que necesite, y que el impacto financiero sea mucho menor a que si comprase uno nuevo.”

Han comenzado sus operaciones en la Zona Metropolitana de México, pero tienen en la mira algunas otras ciudades de México. La condición de su crecimiento está en "no sacrificar el servicio", en palabras de Roger. ¿Sus ejemplos? “Uber ha renovado la industria del transporte y Airbnb el de la hotelería ofreciendo un mejor servicio con una plataforma online. Dan una propuesta de valor más completa para el cliente aocmodandose a lo que espera hoy en día.”