Huawei se ha hecho mayor. Tras un Huawei P9 muy convincente, la compañía introduce en el mercado el Huawei Mate 9, su hermano mayor. Este es su análisis a fondo.Durante la presentación del Mate 9 en Múnich, el equipo de Huawei España hizo énfasis en los quince años que la empresa cumple en la nación principal de la península ibérica. ”¿Quince años? Si yo empecé a oír hablar de Huawei hace tres o cuatro años” me respondieron algunas personas ajenas al sector tecnológico cuando les comenté el dato.

Su reacción tiene una explicación: Huawei pasó sus diez primeros años en España entre marcas blancas, infraestructuras de telecomunicación y otros negocios invisibles de cara al usuario. Huawei ya era un gigante, pero uno de esos que los consumidores de a pie no suelen conocer.

Esa percepción de la marca cambió hace varios años, cuando Huawei comenzó a profundizar en el desarrollo de su marca y en la comercialización de teléfonos móviles en Europa. Teléfonos como el Huawei Ascend P6 y P7 fueron los primeros pasos en esa nueva estrategia: atractivos, económicos y disponibles en las principales vías de distribución. No obstante, aquellos modelos seguían tratando de usted a los iPhone y Galaxy S. Las distancias seguían siendo muy amplias; el tuteo, por lo tanto, era una falta de educación.

El Huawei P8 supuso un punto de inflexión.

Pero con la llegada el Huawei P8 —el primero en prescindir del apellido “Ascend”—, la cercanía aumentó. Tutear seguía siendo excesivo, pero el tono de la conversación ya era diferente. Las distancias se redujeron, y Huawei se daba a sí misma el poder tratar con más confianza al resto de players del mercado. Ya no eran los desconocidos, los nuevos. Eran Huawei, y comenzaban a tener una gran relevancia en el sector.

Un año más tarde, esa sensación de progreso se confirmó con el P9. Huawei ya rozaba el primer puesto en mercados como España, haciendo temblar el liderazgo de Samsung. El tuteo, ahora sí, era una práctica ortodoxa.

Con la llegada del Mate 9, el objetivo ya es diferente. Ahora no se busca recortar distancias; se busca la coronación como el mejor del sector. Es un objetivo que quedó patente en todos los aspectos de su presentación, al igual que en el propio terminal, el cual no es más que un reflejo del poderío que Huawei ya ha adquirido en el sector.