Ford S-MAX. Fotografía: Ford.

Para un fabricante de coches convencional inmerso en su evolución hacia una compañía enfocada en la movilidad, crear una gama que pone el lujo, el detalle y el trato al cliente al nivel de los fabricantes más exclusivos no es una tarea sencilla, y llevarla a buen puerto siempre es un gran reto. Vignale, la gama más exclusiva de Ford, ha supuesto un nuevo enfoque de producto, pero también del proceso de compra y los servicios personalizados y a medida para el cliente.

Todo comienza mucho antes de que el cliente acuda al concesionario, comienza en la fábrica valenciana que el Ford tiene, y que pudimos visitar, en Almussafes, donde se ha creado un departamento denominado 'Vignale Quality Center' en el que trabajan profesionales dedicados exclusivamente a revisar los Vignale. Cada modelo de Ford Mondeo, Ford S-MAX y Ford Kuga se separa de la fase final de la línea de producción para ser supervisado por este equipo de seis personas que dedica 120 horas a revisar hasta 100 puntos del coche. Todo para que el cliente reciba un coche exclusivo y mimado desde el principio.

La experiencia Ford Vignale para el cliente comienza en los Vignale Lounge, los espacios creados por Ford para comercializar sus vehículos más exclusivos. El ambiente moderno y relajado junto a los asesores personales, que cuidarán de ti durante toda la visita, te permitirán descubrir que no todo son propulsores o transmisiones, en Vignale se habla mucho con el cliente de materiales, colores, tecnología exclusiva, personalización, acabados, etc.

La clave: seducir al cliente

Quality Center en la fábrica valenciana de Almussafes.

Lo primero tras comprar tu Ford Vignale es que podrás recibirlo en tu casa, nada de desplazarte al concesionario y perder tiempo. Y no solo eso, cuando tengas que pasarle las revisiones periódicas de su mantenimiento podrás contratar un servicio que te lo recoja y te lo devuelva en tu domicilio, y además, te podrán dejar un coche de sustitución. Aquí el objetivo es que disfrutes de tu coche y te olvides de llevarlo al taller con el trasiego y molestias que ello supone.

Ford Edge Vignale. Fotografía: Hipertextual.
Ford Edge Vignale. Fotografía: Hipertextual.

¿Te gusta tener tu coche limpio verdad? A quien no. Con Ford Vignale tendrás también un servicio de lavado gratuito con cita previa. Y si tienes alguna duda, no te preocupes, no tienes que esperar a que el Vignale Lounge abra sus puertas, disfrutarás de un servicio de atención al cliente denominado Vignale OneCall disponible para ti los 7 días de la semana abierto 24 horas.

La información es poder, y desde Ford Vignale quieren usarlo para fidelizarte. Recibirás en tu casa la Revista Vignale en la que podrás descubrir mucho más acerca de tu coche gracias a entrevistas a sus diseñadores, el motivo por el que se eligió un material y no otro, curiosidades y experiencias de otros conductores y consejos para que saques el mejor partido a tu vehículo. Pero la experiencia Vignale no acaba en el coche, porque pertenecerás a un club muy especial. Dependiendo del mercado podrás disfrutar de otros servicios muy especiales como descuentos en alquileres de coches, tarjetas de crédito con condiciones privilegiadas y acceso a las salas VIP de algunos aeropuertos.

Ford Edge Vignale. Fotografía: Hipertextual.

con Ford Vignale no solo compras exclusividad, nuevos acabados y tecnologías únicas, compras un servicio de atención al cliente pensado para para cautivarte. Y ahora más que nunca, porque la gama Vignale no para de crecer, ya puedes adquirir un Ford Edge, Ford Mondeo, Ford S-MAX y Ford Kuga con el acabado Vignale.