Hoy, 24 de noviembre, se celebra el Día Mundial del Dietista-Nutricionista, una fecha reivindicativa para la profesión. Auspiciada por la ICDA (International Confederation of Dietetic Association) se trata de promocionar internacionalmente la divulgación de la nutrición humana y la dietética.

En términos técnicos, el D-N es un profesional sanitario, con formación de Graduado Universitario, que desarrolla actividades orientadas a la alimentación tanto de personas individuales como de colectivos, sanas o enfermas, y en todas las fases de su vida, de acuerdo con la deontología profesional y los principios de prevención y salud pública.

La profesión de D-N es muy joven, tan sólo hace 18 años desde que los estudios de Nutrición Humana y Dietética son reconocidos por el Ministerio de Educación y Cultura. Eso sí, los primeros titulados son de 1991, de la Universidad del País Vasco. Le sigue la Universidad de Navarra o la Universidad de Barcelona. Después de muchas otras, se ha llegado a un total de 23 universidades, 7 privadas y 16 públicas en la actualidad, con un total de 9000 dietistas-nutricionistas titulados en nuestro país.

En España, a diferencia de otros países europeos (Reino Unido, Alemania, Holanda, Suecia…) la figura del dietista-nutricionista no está reconocida a nivel estatal dentro del sistema sanitario público de salud. Según la presidenta del Consejo General de Dietistas-Nutricionistas (CGDN), Alma Palau: «Somos los profesionales sanitarios más desconocidos en nuestro país y al mismo tiempo unos de los más implicados en la prevención de enfermedades no congénitas a través de hábitos saludables en la alimentación».

Esta falta de reconocimiento, junto con la ausencia de una regulación más estricta y la dejadez ante el intrusismo por parte de las autoridades es, según este colectivo, lo que provoca la aparición de falsos dietistas sin la titulación debida. «Nosotros no somos dispensadores de ‘dietas de cajón’, somos profesionales implicados en la mejora de la salud global y apoyo y prevención de enfermedades, basándonos en la evidencia científica» señala Palau.

Para estos profesionales, la imagen de su profesión está totalmente distorsionada. «Se piensa que un D-N es alguien que se dedica a hacer dietas de adelgazamiento, que es alguien que vende “productos adelgazantes”, que es un médico que se dedica a tratar la obesidad. Un dietista-nutricionista no es alguien que se dedica a la estética y mucho menos a la ‘operación bikini’».

La presidenta del CGDNE lamenta que las personas a la hora de regular su alimentación se lo tomen tan a la ligera y les dé lo mismo seguir la dieta de una estrella de Hollywood “que puede estar incluso desequilibrada, antes que la de un profesional diplomado con cuatro años de carrera universitaria”. “De hecho, —continúa Palau—, si buscas en Google alguien que te lleve una dieta, de los 100 primeros puestos, sólo 23 tienen la titulación profesional correcta. Y todo esto a pesar de que en la actualidad las competencias profesionales del Diplomado en Nutrición Humana y Dietética están reguladas por el Real Decreto 433/1998, de 20 de marzo (B.O.E. 15-04-1998).

150pppchickpeaedited

Cada año se elige un tema para promocionar en el Día Mundial. Este año, como se puede observar en los carteles, se centrará en la promoción de las legumbres, dado que la FAO ha declarado 2016 como Año Internacional de las legumbres. Los Dietistas-Nutricionistas quieren promocionar estos alimentos para que vuelvan de manera habitual a las mesas de todos los hogares españoles por sus beneficios para la salud y para el medio ambiente y han estado a lo largo de todo el mes de Noviembre, y continuarán en los días que restan, llevando a cabo acciones divulgativas. Se puede saber más al respecto en la página web oficial del día conmemorativo.