Existen veintiún tipos de violencia de género establecidos en la ley venezolana. Mientras la crisis no hace más que agravarse en todos los ámbitos, las cifras de abusos en contra de las mujeres suben hasta las nubes.

Desde no encontrar medicamentos para ellas o para sus hijos, hasta no contar con atención médica de calidad o tener que hacer colas de varias horas para conseguir productos básicos; la violencia institucional se vive de todas las maneras posibles. Sin embargo, el Gobierno se dedica a negar cualquier acusación en vez de intentar encontrar una solución e ignora impunemente los derechos humanos violentados de las mujeres.

Es obvio que las mujeres no son las únicas que se enfrentan a estas dificultades. Sin embargo, se suman a la larga lista de obstáculos que tienen que enfrentar en cualquier sociedad.

En un país donde la impunidad criminal supera el noventa y ocho por ciento, la violencia de género queda relegada a un segundo plano, ignorada como si de algo de poca importancia se tratara, comparado con los demás crímenes que se cometen.

Dicha actitud es sumamente peligrosa. Es una manera de tratar de olvidar una verdad incómoda: que si no se toman medidas, cada día que pase serán más difíciles de revertir los efectos.

ejecuciones-extrajudiciales

Las organizaciones no gubernamentales son las encargadas de recopilar información sobre las violaciones de derechos humanos que sufren las mujeres venezolanas a diario. El Gobierno es reacio a publicar cifras que lo afecte políticamente, y esto aplica a la inflación acumulada, los homicidios y las violaciones de derechos humanos.

Como enuncia el informe anual del Observatorio Venezolano de los Derechos Humanos de las Mujeres: "La falta de información se ha convertido en una política de Estado que afecta todos los aspectos de la vida social, política y económica en Venezuela. El Gobierno dejó de informar sobre pobreza, inflación, escasez , salud, y otros, de tal manera que la información que se presentará es, fundamentalmente, el producto de estudios y aportes de la sociedad civil".

La mayoría de femicidios en Venezuela son catalogados como "accidentes de todo tipo". Casos como esos no son sometidos a averiguación por los cuerpos policiales, lo que significa que es extremadamente difícil conocer las verdaderas cifras de maltrato físico contra mujeres.

En resumen, algo que debería ser público y patente se vuelve misterioso por culpa de un régimen egoísta que le da prioridad a su reputación política sobre las necesidades de sus ciudadanos.

Los datos que sí se tienen son igual de tenebrosos. Citando de nuevo el informe hecho por el observatorio nacional de esta violencia: "Venezuela se ha convertido en una fábrica de madres y mujeres cuidadoras, con acceso cada vez más restringido a su salud sexual y reproductiva, empoderamiento económico y político e incorporación al mercado laboral; situación que se ve claramente reflejada en el Índice de Desigualdad de Género (IDG) obtenido por Venezuela para el 2015, cuya puntuación fue de 0,476, lo que la ubica en el puesto 103, el peor lugar de la región de acuerdo al Informe de Desarrollo Humano del PNUD 2015".

Hoy se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Miles de personas y varias ONG estarán presentes en una concentración que se realizará tanto en la Plaza Altamira como en la de los Palos Grandes, ambas ubicadas en Caracas, la capital de Venezuela.

cronograma-triangle

El objetivo de la manifestación es evidenciar todos los tipos de violencia que están siendo ejecutados en contra de la mujer venezolana. La principal es la violencia institucional, perpetrada por los responsables de la falta de medicamentos, métodos anticonceptivos y alimentos en el país.

El mayor exponente de estos abusos se encuentra en el Hospital J.M. de los Ríos, en el cual tanto las condiciones de vida como la atención médica son atroces. Niños enfermos, madres desamparadas y algún que otro padre son los que habitan dicho hospital infantil.

La ONG Prepara Familia se encarga de mantener a flote dicho hospital. Trabajando con donaciones y voluntarios, intentan llenar el vacío que ha dejado la administración pública. Dicha organización planeó y estará presente en la marcha del día de hoy. Actualmente lidera la carga en contra de la violencia radical que enfrentan las mujeres en el país.

Para colaborar con ellos con cualquier tipo de donación (pañales, medicamentos, comida, etc.), pueden contactarlos en Twitter o a través del siguiente correo: preparafamilia@gmail.com.