Tendencias sobre ventas de coches electricos en Noruega que veremos en más paises

Dalia Research realizó a finales de verano un estudio en el que intentaba conocer cómo de receptores somos los europeos ante la posibilidad de comprar un coche eléctrico. Es el futuro, los fabricantes afirman que lo saben, pero ¿los clientes los queremos?

Según este estudio el 58% de los 11.754 encuestados considera comprar un coche eléctrico en los próximos años gracias a la llegada de modelos que de verdad ofrecen soluciones pero sobre todo porque los coches comprados en esta década es posible que necesiten renovarse en los próximos cinco años. Y en 5 años el coche eléctrico debe ser LA alternativa. La que los fabricantes dicen que va a ser desde hace muchos años.

Por países destaca Italia, en el que un 79% de los encuestados valoraría comprarse un coche eléctrico, seguidos por los españoles que respondieron afirmativamente al 69%. En Polonia el dato asciende hasta el 56% seguido muy de cerca por Francia, con un 55%, Alemania, con un 54%, y Reino Unido con un 52%.

Las futuras ofertas de vehículos eléctricos para los próximos 5 años suenan muy interesantes, por ello la gran mayoría de los potenciales clientes estaría esperando su llegada para cambiar de vehículo.

Por su contra, tan solo el 1% de los encuestados afirma tener ya un vehículo eléctrico, un dato tremendamente reducido provocado por dos causas:

  • Los gobiernos no están apoyando suficiente al coche eléctrico
  • Los fabricantes no están presentando modelos interesantes

Dos cosas que deben cambiar en los próximos cinco años o el interés por este tipo de movilidad caerá con fuerza. En las manos de las administraciones y los fabricantes estamos los clientes en un cambio fundamental en el plano de la movilidad. Los usuarios decimos que nos gusta la música, ahora tiene que tocarla alguien para que la podamos bailar.