Tráiler de presentación de Inifinity Warfare. Final. Fundido en negro. El Capitán Price sobre el helicóptero en Tripulación prescindible. El Hype.

Seguro que para más de uno, la revelación de la existencia de la remasterización de Modern Warfare llegó como un secreto a voces, pero fue justificación suficiente para comprar Infinity Warfare, que pese a lo que vimos al principio, no parecía tenerlo todo con la suya. La campaña del nuevo título de Infinty Ward tiene, si me lo permiten, una campaña tan soberbia como mediocre multijugador, por lo que su obligación de compra para disfrutar de Call of Duty: Modern Warfare Remastered no gustó a muchos.

Es lógico que, cuando te están vendiendo la nostalgia para colarte un producto nuevo, la opinión pública no acaba de encajar con lo que la compañía tenía planeado. Sea como sea, esto es una realidad, y para jugar a Modern Warfare en PS4 o Xbox One hay que comprar también Infinity Warfare. Aceptamos pulpo. El asunto al final no ha salido tan mal: Infinity Warfare es un título más o menos aceptable, con una campaña que supera a la media de los últimos tres o cuatro Call of Duty, con el pero más grande en ese multijugador que recuerda irremediablemente a un Black Ops 3 con esteroides pero muy mediocre.

Jugar a un título con casi 10 años a sus espaldas en una remasterización y que la sensación siga siendo tan buena como en lanzamiento no es una tarea fácil. En este sentido, un diez para la gente de Raven que la ha hecho. Lo cierto es que la campaña se sigue sintiendo como originalmente, de hecho, el cambio no es más que adaptar los gráfico a la nueva generación. Todo sigue igual, en el mismo sitio pero se ve mejor, más 2016.

El desarrollo de misiones es idéntico, y excepto un par de animaciones nuevas en el personaje, todo sigue estando en el mismo sitio, incluso los coleccionables. El asunto es que, aunque todo siga igual, lo cierto es que se nota fresco, una vuelta al pasado, seguro que más efecto de la nostalgia que de la realidad, pero algo notable sin duda.

Modern Warfare Remastered representa la barrera generacional de jugadores: los del los saltos y correr por las paredes frente al juego más táctico y pausado de la generación anterior.

La influencia de Modern Warfare es de sobra conocida, por ello, al terminal la campaña te deja con ganas de más. Seguro que el próximo Call of Duty vendrá acompañado del Modern Warfare (o quién sabe si con el genial World at War 2), por lo que las oportunidades de tener toda la serie en nueva generación es muy interesante, otra cosa es, como comentábamos al principio, que meterlo con calzador en el Duty que toque cada vez sea una buena opción.

El multijugador sigue sin tener rival

Pero a lo interesante, ¿qué tal el multijugador? Aquí hay algunos comentarios. En primer lugar, al igual que la campaña, el multijugador de Call of Duty: Modern Warfare Remastered, sigue siendo idéntico, mismas armas, mismos accesorios y ventajas. Lo nuevo se puede contar con los dedos de una mano: nuevas animaciones para armas, cambio en algunos sonidos, la inclusión de medallas y la animación a la hora de pedir una racha (que siguen idénticas: UAV, ataque aéreo y helicóptero). Esto tiene su lado positivo y su lado negativo.

El juego tal y como está es una delicia para los que hayan jugado antes y para los que busquen un toque más clásico en los multijugador. No obstante, y puestos en el contexto de 2016 es un título muy tosco para los que están acostumbrados a lo que ofrecen los títulos futuristas de la franquicia: aquí no hay saltitos, las armas solo pueden llevar un accesorio a la vez y las ventajas de cada clase no generan, en su mayoría, mucha ventaja.

Además, las bajas suelen ser rápidas, un par de tiros con cada una de las armas y listo, y el diseño de niveles no tiene nada que ver con lo que estamos acostumbrados estos últimos años.

Esto quiere decir que para los amantes del juego clásico, sobre todo el buscar y destruir o duelo por equipos, el Moder Warfare Resmastered es el juego, por no hablar de todos esos pros que están huyendo del IW para volver al sitio en el que empezó el competitivo de Call of Duty: al Modern Warfare. La experiencia entre el multijugador que ofrece Infinity Warfare en comparación con lo que ofrece Moder Warfare Remasterd no tiene nada que ver, no se parece en nada más que la base de la que nacieron los nuevo multijugador, por lo que el jugador que no esté acostumbrado a la brusquedad y tosquedad (en el buen sentido) de este tipo de títulos acabará más que frustrado.

Sea como sea, Call of Duty: Modern Warfare es el mejor título de la franquicia al que puedes jugar ahora mismo. Sin ningún género de duda.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.