Apple anuncia que reduce los precios de sus cables y adaptadores USB-C y Thunderbolt 3 como un esfuerzo para ayudar en la transición a las nuevas MacBook Pro, que tienen únicamente este tipo de conexiones.

Los descuentos serán efectivos hasta finales del año y consisten en:

  • Adaptador USB-C a USB tradicional de $19 dólares/euros a $9 dólares/euros
  • Adaptador Thunderbolt 3 a Thunderbolt 2 de $49 dólares o 59 euros a $29 dólares o 35 euros
  • Cable (1 metro) USB-C a Lightning de $25 dólares o 29 euros a $19 dólares o 25 euros
  • Cable (2 metros) USB-C a Lightning de $35 dólares o 39 euros a $29 dólares o 25 euros
  • Adaptador multipuerto con conexiones VGA, USB y USB-C de $69 dólares o 79 euros a $49 dólares o 59 euros

Apple también reduce precios de todos los periféricos y adaptadores USB-C de otras marcas que vende en sus Apple Store físicas y online en un 25%. En el caso de el lector de tarjetas SD para puertos USB-C que fabrica Sandisk harán un descuento de 40%, pasando de $49 dólares a $29 dólares.

Si tomamos en cuenta la reacción general de la dirección que Apple está tomando con relación a la elección de puertos tanto en sus nuevas MacBook Pro como en el iPhone 7, la empresa simplemente no debería innovar. ¿Se imaginan el infierno de quejas publicadas si Twitter y Facebook hubieran existido cuando eliminaron la disquetera de los equipos?

Apple está reaccionando a una necesidad de transición de consumidores, pero al mismo tiempo supongo, estarán sorprendidos por las reacciones aparentemente generalizadas del sector profesional que usa estos equipos, al punto que han decidido tomar cartas en el asunto, hacer una reducción importante en sus adaptadores y ayudar en el proceso.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.