Una de las cuestiones más comentadas en el entorno digital sobre el nuevo Gobierno es la inclusión de la "Agenda Digital" dentro del nuevo ejecutivo. Desde su nombramiento, Álvaro Nadal es el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, un nuevo apartado que llega para encauzar las políticas digitales en España y que, hasta ahora, se englobaba dentro del ministerio de Industria. Un nombre para una cartera que, tal como está fijada la hoja de ruta, cobrará especial importancia en esta legislatura. Pero, ¿qué es la Agenda Digital y por qué incluir un Ministerio con su nombre?

Fácil. A raíz de la Estrategia de Lisboa, aprobado por el Consejo Europeo en Lisboa en el 2000, y con el que se pretendía crear un plan de desarrollo de la Unión Europea, la Agenda Digital para Europa fue concebida como una de las herramientas más importantes para el desarrollo tecnológico de la Unión dentro de la Estrategia Europa 2020.

Los hitos de la Agenda Digital Europea

La idea de detrás de la Agenda Digital, que fue publicada en el 2010 con un marco de diez años para su implantación total en 2020, consiste en la definición y especificación de una serie de directrices para el desarrollo de las TIC (esa palabra que suena a los 90s pero que es la que usa la Unión para incluir todas las tecnologías de la información, digitales, comunicaciones y redes), y para el despliegue de la banda ancha y tecnología, con la intención de fomentar la inclusión social y la competitividad en la UE, y entre otras:

  • El derecho a cambiar de operador de telefonía fija o móvil en el plazo de un día laboral manteniendo el número de teléfono.
  • Tarifas más bajas para las comunicaciones electrónicas y desaparición de los costes de itinerancia en la UE (Roaming).
  • Cobertura de banda ancha básica generalizada, desarrollo de la banda ancha móvil y por satélite.
  • El dominio de primer nivel de la UE .eu
  • Una plataforma en línea de resolución de litigios entre consumidores y comerciantes digitales.
  • Fomentar una mayor seguridad en la utilización de Internet y de otras tecnologías de la comunicación (cifrado, comunicaciones seguras, VPNs...).
  • Luchar contra los contenidos ilícitos y los comportamientos nocivos en línea.
  • Obligación de implantar la tecnología eCall en todos los vehículos fabricados a partir de abril de 2018.
  • Estandarización del mercado único digital (devoluciones de contenido digital, sin fronteras digitales y de catálogo para el streaming en Europa, etc).

Planes específicos para el desarrollo de la economía digital en España

Además, dentro de la Agenda Digital para España, se incluyen una serie de planes vitales para el desarrollo y el refuerzo de la tecnología en España, incluyendo partidas especificas dentro de los Presupuestos Generales del Estado para su potenciación, entre los que destacan:

  • Plan de telecomunicaciones y redes ultrarrápidas para fomentar la inversión eficiente en redes ultrarrápidas y establecer las bases que permitan alcanzar los objetivos europeos de banda ancha para 2020.
    -Plan de impulso a la economía digital y los contenidos digitales para aprovechar el potencial de crecimiento de la industria de contenidos digitales para la economía digital.
  • Plan de internacionalización de empresas tecnológicas para incrementar la visibilidad y presencia internacional de las empresas españolas de base tecnológica.
  • Plan de inclusión digital y empleabilidad para conseguir que la mayoría de población use Internet y alcanzar los objetivos europeos de inclusión digital para minimizar la brecha digital.
  • Plan de servicios públicos digitales para continuar impulsando la digitalización de los servicios públicos para conseguir mayor eficiencia y vertebración.
  • Plan Nacional de Ciudades Inteligentes para impulsar en España la industria tecnológica de las Ciudades Inteligentes y para ayudar a las entidades locales en los procesos de transformación hacia Ciudades y Destinos Inteligentes.
  • Plan de Impulso de las Tecnologías del Lenguaje para fomentar el desarrollo del procesamiento del lenguaje natural y la traducción automática en lengua española y lenguas cooficiales.

Por ello, su inclusión ministerial en la Legislatura XII, que si todo va bien se extenderá a julio de 2020, es de vital importancia. La intención de la UE es completar la Estrategia Europa, y en especial, las especificaciones de la Agenda Digital pendientes en estos próximos cuatro años para cumplir con los plazos. Muchos de los cambios legislativos que llegarán desde Europa tendrán que ser traspuestos a la normativa interna, y la existencia de un Ministerio con su inclusión serán necesarios para su desarrollo, especificación y debate técnico.

Si es cierto que, por las materias que ocupa y por su planteamiento, su inclusión dentro del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad hubiese sido una elección mucho más plausible sobro todo en términos de desarrollo de infraestructuras industriales, pero sobre el papel sería un ministerio que ocupa demasiadas competencias y la experiencia previa, cuando la Agenda Digital dependía de industria, no fue muy allá.

Ahora, con la cuenta atrás a 2020 puesta en marcha, la Agenda Digital y su Ministerio cobra todo el sentido del mundo, y vistas las materias que desarrolla y como afectan a tareas del día a día que damos por válidas, es una gran noticia que el nuevo Gobierno se tome de forma seria el aparato digital europeo.