En febrero de 1959 ocurrió en los montes Urales en Rusia un evento que hasta la fecha sigue siendo todo un misterio. Muchas cosas se han dicho y escrito desde entonces pero parece que lo que ahí sucedió está lejos de esclarecerse. Y es que en ese lugar nueve excursionistas perdieron la vida de manera inexplicable, lo que sería una noche de acampada se convirtió en un evento confuso y trágico.

El suceso ocurrió entre el 1 y 2 de febrero de ese año pero el viaje comenzó varios días antes cuando el grupo de diez amigos, en su gran mayoría universitarios, se reunieron en la ciudad de Ekaterimburgo con motivo de una excursión para practicar esquí de travesía por los montes Urales. Se sabe que los integrantes de este grupo tenían experiencia en este tipo de deporte y de viajes. El grupo estaba conformado por ocho hombres y dos mujeres. Para el 25 de enero ya habían llegado a Vizhai, el último lugar poblado antes de la travesía por el puerto de montaña.

Uno de los integrantes del grupo, llamado Yuri Yudin, se vio obligado a abandonar la excursión por una complicación en su salud. Esto salvaría su vida pues sus nueve compañeros restantes pasarían a la historia como los protagonistas de la tragedia sin resolver conocida como: el accidente del Paso de Diatlov.

paso-diatlov-excursionistas-2

De hecho, el lugar donde se dieron los hechos de esa fría noche de febrero de 1959 tomó el nombre de Igor Dyatlov, líder del grupo. En su mayoría los muchachos oscilaban entre los 21 y los 27 años, pero también los acompañaba un guía, un veterano de la Segunda Guerra Mundial, de 37 años.

La intención del grupo era cruzar el paso, esto el 1 de febrero, y llegar al campamento del otro lado. Sin embargo, al parecer se desviaron debido a las complicadas condiciones climáticas, ese año la temporada se clasificó como una de las más difíciles. El desvío los llevó hacia la parte superior de la montaña Kholat Syakhl y se vieron obligados a acampar ahí.

Lo que sucedió esa noche del 1 y la madrugada del 2 de febrero es lo que se mantiene en un misterio pues no se ha podido explicar bien lo que sucedió. Lo siguiente que se supo de ellos fue cuando los encontraron si vida varias semanas después por la advertencia de los familiares del grupo que no sabía nada de ellos.

El grupo de rescate encontró los cuerpos de los muchachos en extrañas circunstancias. Fue el 26 de febrero que fue encontrado el campamento. Las casas estaban muy dañadas y, al parecer, habían sido abiertas desde dentro como si hubieran tenido que verse obligados a abandonarlas apresuradamente. El grupo siguió los rastros de huida de los excursionistas pero estas más tarde se perdían. Luego encontraron los restos de una hoguera y los primeros cuerpos que presentaban signos de haber intentado trepar los árboles con urgencia pues tenían heridas en las manos y cuerpo que así lo indicaban. Solo estaban vestidos con su ropa interior y esto se vio repetido en otros de los cuerpos que encontraron, como si la prisa les impidiera salir de las tiendas apropiadamente; se estimó que esa noche el frío descendía a -15°C a -20°C y con una sensación térmica de -30°C.

Las casas encontradas por el grupo de rescate.
Las casas encontradas por el grupo de rescate.

Las desconcertantes escenas que encontró el grupo de rescate fueron de sorpresa en sorpresa. El líder de la expedición fue encontrado con una rama de abedul en sus manos y con signos de proteger su cabeza de algo, otro más boca abajo y una chica, Zinaida Kolmogorova, tenía el pelo grisáceo y su piel un color anaranjado que llamó mucho la atención a sus familiares, aunque al parecer no a los investigadores. No fue sino hasta mayo de ese año que encontraron al resto de los cuerpos.

Como puede suponerse este inaudito suceso levantó muchas dudas y especulaciones, sobre todo por las circunstancias tan extrañas en las fueron encontrados los cuerpos y el poco sentido de las condiciones en las que tuvieron que salir de sus casas de campaña, sobre todo si hablamos de excursionistas con experiencia.

Monumento en el Cementerio Mikhajlov Yekaterinburg del grupo que perdió la vida
Monumento en el Cementerio Mikhajlov Yekaterinburg del grupo que perdió la vida

Las investigaciones posteriores indicaron que se encontraron altos registros de radiación en las ropas de algunos de los excursionistas. Los resultados médicos indicaron que la causa de la muerte de los primeros cinco excursionistas fue la hipotermia. Sin embargo, los cuatro restantes indicaron que haber sufrido lesiones internas severas y fracturas en distintas partes del cuerpo fue lo que les costó la vida. Los especialistas indicaron que la fuerza necesaria para producir esa clase de lesiones solo se compara con las que se llega sufrir en un accidente automovilístico. Otra línea de investigación descartada apuntó a los indígenas mansi de la zona ya que los rastros solo indicaban la presencia del grupo de excursionistas.

El veredicto oficial es bastante peculiar pues se indicó que el equipo murió por "desconocida fuerza irresistible". El caso quedó cerrado ese mismo año y se mantuvo como archivo secreto hasta 1990.

Así pues, este peculiar y trágico caso, como se puede deducir, ha desatado toda clase de hipótesis, desde las más "sencillas" hasta las más descabelladas. Claro, ovnis, aliens, jetis o extrañas criaturas figuran en las explicaciones. Se ha hablado mucho sobre la radiación encontrada en las ropas de los muchachos, así como de la coloración del cabello y piel que presentaron los cuerpos, reportadas por los familiares. Sin embargo, parece ser un caso de los que las evidencias dejan muchas más dudas que respuestas y permanecen en el misterio.