Aunque los smartphones han logrado convertirse en uns dispositivos más y más delgados, los fabricantes siguen buscando maneras de reducir espacio en el interior de ellos, por lo que la industria opta por reducir o eliminar los puertos dedicados, como puede ser el jack de audio, y aprovechar las capacidades del USB-C como salida de audio.

En el caso de los Galaxy Note, una de las partes que más ocupa irremediablemente es el S-Pen, el popular stylus que diferencia y da valor añadido a la familia. Reducir espacio con él a bordo no es sencillo, por lo que la compañía surcoreana ha patentado una manera mediante la que el altavoz del dispositivo podría ir incluido en el propio stylus, eliminando la necesidad de dedicar un hueco en exclusiva para la membrana en la parte izquierda.

Mediante esta reducción se podría conseguir más autonomía con la inclusión de una batería mayor o, simplemente, reducir el espacio ocupado y mejorar la protección contra el agua, que siempre requiere protecciones especiales que ocupan más de la cuenta.