Uno de los grandes problemas de los ya existentes y cada vez más extendidos coches eléctricos es su falta de adaptación a un estándar de carga universal para todas las marcas. Sin embargo, para muchos poseedores que tienen sistemas de carga en casa, lo problemático es tener que conectar los vehículos con cable en vez de simplemente poder estacionar con ellos y que la carga comience. Para lograrlo, se presentó Qualcomm Halo, un sistema de carga por inducción que ofrece prácticamente la misma eficiencia que por cable.

Funcionamiento del sistema de recarga inalámbrica para coches eléctricos Halo de Qualcomm

Finalmente, ha sido Mercedes la primera en anunciar que el Mercedes S550e, la versión híbrida del Clase S, ya tiene la opción de cargarse inalámbricamente. El funcionamiento es sencillo: se instala una placa en el suelo de donde se precise, normalmente un garaje o espacio de una terraza, y una vez colocada, el coche se alinea y la carga comienza.

De momento, pese a que la compañía afirmó que Qualcomm Halo podría llegar a cargar a 6.6 kW, la carga se producirá a 3.6 kW, que no está mal para la batería de 8 kWh del Mercedes, pero puede ser demasiada lenta para vehículos completamente eléctricos como los Tesla o los que incluyan una batería de 70 kWh, como el concepto que han presentado en el salón de París.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.